Modelos de la marca Alfa Romeo

Alfa Romeo es un fabricante italiano de automóviles deportivos y de alta gama. La marca, fue fundada en 1910 en Milán, ciudad a la que ha estado ligada desde su creación. El nombre está compuesto por las siglas A.L.F.A (Anonima Lombarda Fabbrica Automobili) y el apellido Romeo, procedente de Nicola Romeo, empresario que fue puesto a cargo del futuro de la marca después de que un grupo de inversionistas adquirieran la empresa en 1915, decidiéndose la fusión con su empresa de maquinaria en 1920, tras el final de la Primer Guerra Mundial.

La historia de Alfa Romeo mezcla desde entonces deportividad, elegancia, diseño italiano y muchos problemas económicos que obligan a que el fabricante transalpino cambie de mano en varias ocasiones. Formó parte entre 1932 y 1986 del Fondo Estatal para la Reconstrucción Industrial, obligando al gobierno a inyectar económicamente a uno de los máximos exponentes del automóvil del país mediterráneo.

Sería entonces cuando el Grupo FIAT decidía dar un paso y aglutinar bajo el mismo paraguas a todas las grandes marcas, adquiriendo a Alfa Romeo e incluyéndola en una lista en la que ya se encontraban Maserati, Lancia o Ferrari.

Al igual que pasó en la década de 1920-30 (etapa en la que se dejaron de fabricar maquinaria militar) y tras las crisis de los setenta y ochenta, Alfa Romeo vuelve a estar en la actualidad sufriendo una reinvención, con una clara apuesta por recuperar el diseño que en el pasado contó con la colaboración de los principales departamentos de diseño del país, entre los que se encontraban Zagato, Pininfarina o Bertone.

Los ‘alfistas’ nombre que reciben los incondicionales de la marca celebran su resurgir, propiciado por la inversión económica realizada por el Grupo FIAT que ha dado lugar a la llegada de conceptos tan atractivos y exitosos como el MiTo o el Giulietta, así como la recuperación de su deportividad perdida con la llegada del 8C, 4C y finalmente el Giulia en los últimos diez años. El siguiente paso será el de recuperar el modelo 6C.

Alfa Romeo en competición:

A pesar de esta alejada de los grandes campeonatos internacionales desde hace años, la firma puede presumir en su más de un siglo de edad de grandes resultados en las carreras, desde los Grand Prix o Grandes Premios, donde ahora sigue asociada a modo de patrocinador de la Scuderia Ferrari, hasta campeonatos de turismos como el DTM o el ETCC.

Aunque también tuvo algunos escarceos con los rallyes, especialmente en las etapas pre-Grupo B (Grupo 2 y Grupo 4 con el Alfetta GT, el GTV o el Giulietta), sin embargo, sus éxitos han estado siempre ligados a los circuitos, especialmente en las grandes pruebas de la primera mitad del Siglo XX.

Es entonces cuando consiguió alzarse con 11 triunfos en la Mile Miglia, ocho en la Targa Florio (a los que se sumarían los de 1971 y 1975) y cuatro victorias en las 24 Horas de Le Mans. También destacan sus cuatro títulos consecutivos de Campeón de Europa de Turismos entre 2001 y 2004. BMW cortaría su racha en 2005, año en el que la Federación Internacional de automovilismo decidía darle al ETCC estatus de Mundial de Turismos.

En el DTM también se producía uno de sus triunfos más prestigiosos, siendo Nicola Larini el encargado de hacer ganar al majestuoso Alfa Romeo 155 V6 Ti la temporada de 1993, considerada parte de los años dorados del Campeonato Alemán de Turismos.

El modelo 156 es considerado como uno de los modelos con un mayor historial de victorias, gracias en gran parte a la larga vida del mismo y su participación en numerosos campeonatos bajo distintos reglamentos entre la década de los noventa e inicios del Siglo XXI. Por el volante de los Alfa Romeo de competición han pasado apellidos tan ilustres como los Tarquini, Larini en la época moderna o los Nuvolari, Farina, Ascari, Caracciola, Fangio y el mismísimo commendatore, Enzo Ferrari.

¿Qué significa el logotipo de Alfa Romeo?:

El logotipo es quizás la mayor seña de identidad de Alfa Romeo, en gran parte porque ha permanecido invariable desde la creación de la marca. Pocos han sido los cambios que han sufrido durante estos más de 100 años, únicamente ligeros retoques para adaptarlo al paso del tiempo, pero siempre manteniendo los elementos principales.

La insignia fue creada por Romano Cattaneo, el cual eligió por mezclar en un mismo logotipo la bandera de Milán, con la cruz de San Jorge sobre un fondo blanco, y a su derecha una víbora devorando a un hombre con una corona dorada sobre la cabeza del animal. Esta imagen pertenece al escudo de armas de la Casa Visconti, la cual, junto a la Casa Sforza, representan desde 1450 al ducado de Milán.

La compra en 1915 de Nicola Romeo de A.L.F.A. hace que el nombre pase oficialmente a ser el de Alfa-Romeo, mientras que la modificación más sustancial llegaría en 1946, cuando se decidía retirar el guion y los nudos de Saboya. Con los años, el dorado deja paso al cromado, tono que da una imagen más actual al conjunto.

Modelos clásicos de Alfa Romeo

En este caso no es difícil encontrar las leyendas que han marcado la historia de Alfa Romeo, especialmente porque es la propia marca la que ha querido hacer su propio Hall de la fama en el que se encuentran aquellos vehículos más emblemáticos que han marcado su historia. Siempre con el diseño italiano como seña de identidad, Alfa presume de modelos como el 1900, el popular 1600 Spider Duetto, su exitoso Alfa Romeo 75 (el último modelo antes de ser adquirida la marca por el Grupo FIAT), el juvenil y desenfadado 147 o los inolvidables Giulia y Giulietta.

La marca organizó con motivo del centenario de la marca una votación entre todos los alfistas para conocer cuáles eran los modelos favoritos entre los incondicionales a la marca. Sería el Alfa 2000 GTA el que se anotaba la victoria con un 20,4% de los votos, seguido con un 19,8% del 8C Competizione, el cual fue el encargado de representar a la era moderna. Completando el podio, el Alfa Spider Duetto que antes mencionábamos, con el 16,1%.