comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Industria

3 MIN

El Gobierno de Pedro Sanchez eliminará los peajes de las autopistas tras el fin de su concesión

nacionalizacion-autopistas-peaje

Los siempre polémico peajes, ya sea por los rescates o por el “no vull pagar”, se ponen hoy bajo el foco de la actualidad tras unas declaraciones del nuevo ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que ha señalado el cese de las autopistas de peaje tras el vencimiento de sus concesiones. El Ministerio de Fomento confirma así el fin de un total de tres tramos de pago, decisión que podría afectar además a otros tres tramos más en función del Gobierno de la próxima legislatura , pero hay más y es que Ábalos también ha señalado que auditará las nueve autopistas de peaje que fueron rescatadas por el Estado para tomar una decisión sobre su futuro.

Fomento liberará los tramos de las autopistas de peaje cuya concesión termine en los próximos 3 años

José Luis Ábalos ha señalado en una entrevista a El País que se liberarán las autopistas de peaje cuya concesión termine en los próximos 3 años. Esto afecta a la autopista AP-1 entre Burgos y Armiñón, Álava; a la AP-7 entre Alicante y Tarragona y la AP-4 entre Sevilla y Cadiz.

La concesión de estos tramos concluye a finales de este año, en noviembre, en el caso de la AP-1 y en diciembre de 2019 en el caso de los tramos de la AP-7 y la AP-4 y nos deja con el interrogante sobre el futuro de la AP-2 que une Zaragoza con el Mediterráneo y de los tramos de la AP-7 entre Tarragona y el paso fronterizo de la Junquera y entre Montmeló y El Papiol, cuya concesión expira en agosto de 2021, el día 31 y cuya decisión final recaería en manos del Gobierno de la próxima legislatura aunque evidentemente la decisión de Ábalos nos deja con un importante precedente.

En el aire el futuro de las autopistas de peaje rescatadas

En el aire queda la decisión sobre las autopistas rescatadas, más de 500 km repartidos entre un total de nueve autopistas de peaje, el conjunto madrileño de radiales R-2, R-3, R-4 y R-5, la autopista de peaje del aeropuerto de Barajas, la autopista AP-41 entre Madrid y Toledo, la AP-36 entre Ocaña y La Roda, la Circunvalación de Alicante y el tramo de la autopista AP-7 entre Cartagena y Vera.

Por supuesto no podemos perder de vista el coste para Estado que puede suponer liberar estos peajes, que pasarán a contar con un mayor flujo de tráfico y tendrás que ser gestionados por Fomento. Según ha contado Ábalos a El País, la gestión de las concesiones que vencen de manera más inmediata, la AP-1 entre Burgos y Armiñón, la AP-7 entre Alicante y Tarragona y la AP-4 entre Sevilla y Cadiz, supondrá un coste para las arcas públicas de unos 27 millones de euros al año.