CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

3 MIN

Una carrocería de ‘oro’ para despedirnos, definitivamente, del revolucionario BMW i3

Elena Sanz Bartolomé | 8 Ago 2022
Bmw I3 Fin Produccion Edicion Especial 01
Bmw I3 Fin Produccion Edicion Especial 01

A principios de año, BMW anunció que en julio terminaría la producción del BMW i3. En los planes iniciales que la marca tenía para este eléctrico, la producción debía prolongarse hasta 2024 aunque varios motivos aceleraron su final. Tras más de 250.000 unidades fabricadas en los últimos nueve años, los 18 últimos ejemplares salieron de las líneas de producción. Y para darles la despedida que merecen, lucirán una carrocería de ‘oro’.

Broche de oro

Los últimos BMW i3 que han sido fabricados lucen un acabado especial en su carrocería: Galvanic Gold. Este color oro contrasta con el negro del capó, el techo, el portón trasero y las llantas; para el interior de esta serie especial han elegido una serie de elementos y detalles en tono azul. El resto permanece intacto, es decir, sigue estando impulsado por un motor eléctrico de 170 CV de potencia alimentado por una batería de 37,8 kWh, que garantiza una autonomía de 310 kilómetros.

La carrocería de oro no es el único elemento particular de los últimos BMW i3: no estarán a la venta. Esta versión final será propiedad de CarVia, una empresa alemana de alquiler de coches que los pondrá a disposición de los conductores por cuarenta euros al día.

Más ediciones especiales

Los BMW i3 de oro han llegado poco después de la edición especial Home Run con la que BMW ha querido despedir a su primer eléctrico. Diez unidades que lucían dos acabados firmados por el departamento de personalización de la marca: Frozen Dark Grey y Frozen Red II. Además, añadieron al equipamiento faros adaptativos, llantas de radios dobles de 20 pulgadas y un techo panorámico.

El papel del BMW i3

Cuando fue presentado por BMW no tardaron en definirlo como un coche revolucionario y pionero en movilidad eléctrica El primer modelo bávaro de baterías ha sido un jugador fundamental en la electrificación de la marca: el BMW i4, el BMW iX y el BMW iX3 se basan en todo lo aprendido de la mano de este utilitario. El problema es que su rendimiento y su autonomía se han quedado lejos de lo que ofrecen los rivales que han ido llegando en los últimos tiempos.

¿Tendrá un sucesor? Sí, pero no como el coche urbano con chasis de fibra de carbono a medida que todos conocíamos hasta ahora. Su sucesor será, básicamente, la versión eléctrica del BMW Serie 3 (BMW i3 eDrive35L), cuya comercialización se ha centrado exclusivamente en China y, de momento, nada se sabe sobre una hipotética llegada al mercado europeo.