CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Curiosidades

3 MIN

La broma más pesada: cómo liarla en la ITV con una bomba falsa

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 28 Ene 2021
Bomba Bajos Itv
Bomba Bajos Itv

Las bromas nos encantan. Que tire la piedra el que esté libre de pecado, porque todos hemos gastado bromas más o menos pesadas a familiares y amigos. Un clásico de petrolheads es sacar la marcha al coche que un amigo está conduciendo, o activar el cortacorrientes de la moto de un compañero al salir de un semáforo. Pero sin duda, creo que la broma más pesada es la que os vamos a contar en este artículo, y que ya podéis ver en la imagen que lo preside: pasar una inspección de la ITV con una bomba falsa en los bajos del coche.

Según un audio que acompañan las fotos de esta historia viral - ayer mismo me llegó a través de una cadena de WhatsApp - el propietario del coche es una persona muy bromista. Y algún amigo decidió devolverle la broma aprovechando que tenía que pasar la ITV a su vehículo. Por el aspecto de los bajos y sus ballestas traseras, tiene pinta de tratarse de una furgoneta. La broma consistía en dejarle en los bajos, atada con bridas y cinta adhesiva, lo que parece una bomba de relojería. No quiero imaginarme la cara del inspector de línea.

Por fortuna sucedió en una ITV asturiana, y no en una inspección técnica de países armados como Estados Unidos.

Por fortuna, la bomba era completamente falsa, pero la imitación estaba muy lograda. Además de los "cartuchos" de dinamita, un reloj y unos cables formaban parte del atrezzo. El suceso ocurrió en la estación de ITV de Cangas del Narcea, en el occidente de Asturias. Todo quedó en una anécdota simpática, risas por todas las partes, y un simpático viral. Sin embargo, es posible que en otras estaciones de ITV o en otros países, el resultado hubiera sido una llamada a la policía e incluso a los especialistas en desactivación de explosivos.

En cualquier caso, disfrutad de las imágenes que acompañan a este texto: es algo que no se suele ver en una inspección de los bajos de un coche. En ese tipo de inspecciones lo que se verifica es el buen estado de la línea de escape, la ausencia de pérdidas de fluidos en la zona de la mecánica, y el buen estado en general del tren de rodaje. Quién iba a decir que la comprobación de holguras en la suspensión trasera iba a tener como defecto leve la presencia de explosivos. Lo que queda claro es que la creatividad humana no tiene límites, cuando de bromas se trata.

Si quieres pasar la ITV a la primera, no lleves una bomba en los bajos.