CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Seguridad Vial

3 MIN

Existe una carretera donde no te multarán con 200 euros y cuatro puntos por conducir sin cinturón

Elena Sanz Bartolomé | 24 Sept 2022
Carretera Estonia Prohibido Cinturon  00jpg
Carretera Estonia Prohibido Cinturon  00jpg

¿Sabías que existe una carretera donde no te multan por circular sin cinturón de seguridad? Es más, su uso está prohibido. Es complicado imaginar semejante escenario, pero existe y no está tan lejos como pensamos: se encuentra dentro de la Unión Europea y, concretamente, en Estonia. Un país donde hay vías que sólo están operativas en invierno… porque son de hielo.

El cinturón de seguridad es un elemento fundamental dentro de la seguridad pasiva de un vehículo: reduce a la mitad el riesgo de perder la vida en un accidente. Tal es su importancia que en España, circular con él implica una multa de 200 euros y la pérdida de cuatro puntos en el carnet de conducir.

En esta carretera concreta de Estonia, sin embargo, llevarlo puede tener el efecto contrario.. Hoy recordamos la historia de la carretera de Hiiumaa, en la que está prohibido el cinturón de seguridad.

6
FOTOS

En este país de Europa del Norte circular sobre el hielo es algo tan habitual como hacerlo sobre el asfalto: no en vano, tienen seis carreteras oficiales de hielo. Hay que tener en cuenta que durante los meses más fríos del año, la temperatura media es de cinco grados y las mínimas están muy por debajo de los cero grados. Así las cosas, las aguas del Mar Báltico que separa las islas del resto del país se congelan y se convierten en un puente natural que, normalmente, se puede emplear hasta finales de marzo.

Prohibido usar el cinturón de seguridad

Los estonios prefieren circular por estas vías porque es más rápido y más barato que utilizar los barcos que cubren el trayecto entre las islas y el resto del país. Y lo hacen respetando unas normas de tráfico que, en cualquier otro escenario, serían un auténtico disparate.

El trayecto que separa Rohuküla (a unos cien kilómetros de Tallin, la capital) y Heltermaa (una ciudad de la isla de Hiiumaa) abarca un total de 26,5 kilómetros: es la carretera de hielo más larga de Europa y está prohibido circular con el cinturón de seguridad. La razón es sencilla: si un conductor sufre un accidente o su vehículo rompe el hielo, tiene que abandonarlo lo más rápido posible antes de que se sumerja en las aguas heladas. Eso sí, si esto sucede, el coche tiende a hundirse lo suficientemente lento como para permitirle salir.

Unos pintorescos límites de velocidad

No es la única norma que llama la atención. Los vehículos que pesan más de 2.500 kilos tienen vetado el acceso a esta carretera y el resto no pueden circular después de la puesta del sol para evitar que se pierdan. La distancia de seguridad que tienen que mantener respecto al resto de usuarios es, como mínimo, de 250 metros.

Además, deben respetar unos particulares límites de velocidad: no pueden circular entre 25 y 40 km/h. O lo que es lo mismo: pueden hacerlo a menos de 25 km/h o a más de 40 km/h porque a un ritmo intermedio, las ruedas del vehículo producen unas vibraciones que podrían agrietar la superficie de la carretera y romper el hielo.

6
FOTOS

Imágenes: Visit Estonia