Caterham Super Seven 1600: un sueño en clave retro para los más petrolhead

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 
Caterham Super Seven 1600 P

Los Caterham Seven - reediciones de los Lotus Seven, técnicamente - llevan siendo desde hace décadas el sueño húmedo de los más petrolhead. Son coches donde todo lo superfluo ha sido eliminado en aras de la experiencia de conducción más pura posible. Son un chasis con motor, ruedas y volante, casi literalmente. En este atípico año 2020 llega al mercado el Caterham Super Seven 2020, una de las versiones más puristas de este deportivo. Además de purista, es una reedición en clave retro del pasado de la marca. Un verdadero sueño para petrolheads de pro.

Los Super Seven 1600 se inspiran en los Super Seven de los años 70, y eso se nota a nivel de diseño. Los guardabarros delanteros de los Super Seven 1600 son largos y de aspecto clásico, al igual que los pequeños faros redondos montados en su frontal. Otro detalle de clara inspiración retro son sus llantas de solo 14 pulgadas, calzadas de fábrica con neumáticos deportivos Avon ZT7. La carrocería se puede pintar en siete colores, entre los que se incluye un tradicional Racing Green o los Caribbean Blue y Serengeti Orange de los coches que adornan este artículo.

Caterham Super Seven 1600 7

Como siempre, se puede encargar desmontado, o comprarlo ya completamente montado.

El interior de los Caterham Super Seven 1600 también está basado en los greatest hits clásicos de la marca, presumiendo de un volante de madera de aro fino, un salpicadero forrado en cuero y unos asientos de cuero con el nombre de la marca bordado en el respaldo. No hay nada superfluo: ni aire acondicionado ni un equipo de sonido. Todo en aras de una experiencia de pilotaje minimalista y plena de sensaciones. A ello debería contribuir un motor atmosférico de 1,6 litros y origen Ford. Alegre, capaz de superar las 7.000 rpm, y con una potencia de 135 CV.

Puede que sus 135 CV y 165 Nm de par motor no parezcan demasiado, pero hemos de tener en cuenta que el coche pesa sólamente 565 kilogramos. Si hablamos de relación peso-potencia, sería equivalente a un coche de tonelada y media y cerca de 400 CV. Transmite su potencia al suelo a través de sus ruedas traseras, previo paso por un cambio manual de cinco relaciones. Sobre el papel es capaz de hacer el 0 a 96 km/h en solo 5,0 segundos, mientras que su velocidad punta se cifra en 196 km/h. Suficientes para darnos unas sensaciones de primer nivel a su volante.

Caterham Super Seven 1600 9

Y no es un coche caro. Arranca en 33.495 libras en Reino Unido.

Lee a continuación: ¿Quién dijo aburrido? El Alpine A110 estrena atelier con 29 colores diferentes

Ver todos los comentarios 0