Encuesta DM
x
¡Ayúdanos a mejorar! Solo tienes que respondernos a unas preguntas. ¡Te llevará menos de un minuto!

Aquellos maravillosos Chevrolet de los años sesenta con cadenas líquidas para la nieve

 |  @davidvillarreal  | 

Con un poco de ingenio se pueden resolver grandes problemas, y grandes incomodidades. Y si no que se lo digan a Chevrolet, que ya en los años sesenta proponían soluciones, que hoy en día siguen pareciéndonos una idea del futuro, para capear un inconveniente tan importante como el de vernos sorprendidos por una nevada, con un neumático inapropiado. ¿Cómo funcionaban las cadenas líquidas de Chevrolet? ¿Por qué aquella idea dejó de aplicarse tan pronto, y no hemos vuelto a verla en otros coches modernos?

¿Qué son las cadenas líquidas?

Las cadenas líquidas son una solución muy socorrida para salir del paso si nos sorprende una nevada y, por ejemplo, nos hemos quedado bloqueados en un aparcamiento, o en la salida del garaje de nuestra casa. A día de hoy se siguen comercializando productos que, como este, se rocían sobre la banda de rodadura para crear una película que aumenta la capacidad para traccionar del neumático sobre la nieve. Ver el producto de cadena líquida ofrecido por Krafft en Amazon.

La razón por la cual no deberíamos considerarla una alternativa a las verdaderas cadenas, o a los neumáticos de invierno, y mixtos, es que no han sido concebidas como una solución permanente para circular sobre la nieve y sí una solución de emergencia, como decíamos anteriormente. De hecho, si hay restricciones de tráfico en una carretera que implican el uso de cadenas, las mal llamadas cadenas líquidas no son una alternativa legal. Tal vez esa fuera la razón por la cual Chevrolet dejó de comercializar su sistema, el de instalar un dispositivo relativamente complejo, con su mantenimiento, y su necesidad de recarga, para ser utilizado únicamente en unas condiciones muy concretas.

Según Hagerty, Chevrolet instaló este dispositivo en toda su gama en 1969. Al toque de un botón, el líquido se proyectaba sobre la banda de rodadura de los neumáticos, y facilitaba ganar tracción en circunstancias de baja adherencia, sobre la nieve. En aquellos años, General Motors también ofrecía un sinfín de dispositivos para facilitar la conducción en invierno, como sistemas de limpieza de faros, lunas térmicas y calentadores adicionales para el motor.

Más de 2.600 coches de aquel año habrían sido equipados con este sistema. Tal vez no los suficientes para Chevrolet, que un año más tarde decidió eliminar esta opción del equipamiento de sus coches.

Vía: Jalopnik

Lee a continuación: Híbrido y con 7 plazas: el Lexus RX 450hL es la alternativa al Volvo XC90 que estabas buscando y te lo enseñamos en vídeo

Ver todos los comentarios 2
  • Ferrari50

    Solución de risa.

  • Frank J. Arias

    Por un momento pense que era un salero..