Según Carfax, dos millones de vehículos en España presentan inconsistencias en su kilometraje

 |  @sergioalvarez88  | 

Un odómetro trucado es una de las peores pesadillas para todo el que se encuentre en la tesitura de adquirir un coche nuevo. Esta práctica es una de las más perseguidas por las autoridades, pero es aún sufrida por un buen número de vehículos, o al menos esa conclusión se desprende del último informe de Carfax, encargado por Ganvam – la patronal de la venta y distribución de automóviles. Según el estudio llevado a cabo por Carfax, prácticamente dos millones de vehículos – de los 25,9 millones que conforman nuestro parque móvil – presentan inconsistencias en su kilometraje.

Carfax es un servicio que nació en EE.UU., donde el trucaje de los odómetros estaba a la orden del día, un mercado donde el mercado de segunda mano es gigantesco, y donde no es extraño ver coches con cerca de 10 dueños en su historial. En los informes de Carfax se incluyen datos de las ITV o de las revisiones oficiales, informando también de los cambios de titularidad del vehículo. No son informes perfectos y no están disponibles para todos los coches en circulación, pero permiten formarnos una buena imagen del coche que vamos a adquirir. También contribuyen a despejar dudas… o confirmar sospechas.

Para elaborar este estudio se habrían analizado más de 100 millones de lecturas de cuentakilómetros.

Según concluye este último estudio, no todas estas inconsistencias son manipulaciones. Aproximadamente el 20% corresponde a fallos de transcripción, errores informáticos o errores humanos, respondiendo el resto a una manipulación del odómetro. Dicho sea esto, en algunos casos esta manipulación corresponde a un cambio de cuadro de instrumentos del coche – reconocemos que es un caso poco común, pero aún posible. En lo tocante al tipo de vehículos, el 56% de las inconsistencias han sido detectadas en turismos – el tipo de vehículo más común en nuestras carreteras – y el 24% en furgonetas.

En cuanto a otro tipo de vehículos, un 8% de los todoterrenos presentan inconsistencias, con camiones y motos suponiendo respectivamente un 7,37% y 4,38% de las inconsistencias detectadas. Un dato quizá más sorprendente es que el 87% de las irregularidades fueron detectadas en vehículos con más de 10 años de edad. Son vehículos con un historial más largo a sus espaldas, un mayor número de propietarios y lo que es más importante, con odómetros más susceptibles de trucaje. Para muestra un botón: sólo en el 4,4% de vehículos con edades de entre 4 y 8 años se han detectado discrepancias.

La mayor parte de odómetros trucados se encuentran en vehículos con más de 10 años de edad. El 87% del total, concretamente.

Carfax afirma que su herramienta aporta confianza y transparencia al mercado de ocasión – recordemos que en España se venden dos coches usados por cada coche nuevo – y afirma que adquirir un vehículo en un compra-venta es más seguro que adquirirlo a un particular. 6 de cada 10 transmisiones de vehículos de segunda mano se cierran entre particulares, pero son las malas prácticas de algunos compra-venta las que han ensuciado la reputación del sector. Aunque la herramienta de Carfax es valiosa, no es todo lo útil que esperaba que fuera: por el momento, aporta poca información, y no demasiado actualizada.

He hecho una breve prueba con mi coche de diario, matriculado en 1999. El primer dato que aparece en el informe es del año 2013, y el kilometraje recogido en la última ITV – que pasé a finales de noviembre – aún no está a fecha de hoy recogido en el informe. Si vas a adquirir un vehículo de segunda mano uno de esos informes puede ser útil, pero lo será mucho más una revisión por parte de un mecánico de confianza, capaz de detectar desgaste irregulares, así como posibles “sorpresas”. En Diariomotor también hemos elaborado un artículo con formas de detectar si el kilometraje de un coche ha sido “afeitado”.

Fuente: EP

Lee a continuación: Toyota desvela los secretos de su nuevo CVT: el futuro de las transmisiones variables

  • ProKlibe

    Inconsistencias en su kilometraje… Una forma “suave” de decir que alguien se lucra ilegalmente manipulandolos…

    • Fco. Xabier Pereira

      O que hayan cambiado el cuadro de instrumentos (no tan extraño como dicen en el artículo, un ejemplo, puede ser el caso de mi ‘cuñado’ que cambió el cuadro de su A3 del 98 por uno de segunda mano, que le salía mas barato que arreglar el velocímetro del suyo)

      O el del coche ‘fetiche’ de mi pareja que con 270000 km marca 70000, (ford fiesta del 78) por que dio la vuelta al marcador.

      Que haya inconsistencias no significa que no estén justificadas, ahora que si no las hay seguro que no hay ‘raspado’ de km.

      • X 2.0

        Esos casos son mas que posibles. Reparar un marcador es un tostón, a poco barato que salga, merece la pena ir al desguace y hacer un cambio.

  • Grossenbirren

    Curiosidad, nada más:

    Hola, Sergio.

    ¿Esa foto inicial es de un Renault 5 GTL última versión antes de aparecer los Supercinco, o de un Renault 4 Clan?

    Opto por la 1, pero ese redondel de volante…., gññññ.

    • jorecacars

      Al estar graduado el velocímetro a mas de 200, podría ser el cuadro de un Renault 5 Turbo 2. O un Alpine 5 turbo. El volante parece un de 3 brazos con el centro del mismo circular que llevaban los modelos anteriormente citados.

  • Ferrari50

    Para nada me creo que los “mas tocados” sean los de más de 10 años.
    La caja de pandora está en los de tres, cuatro, cinco años.
    Que si era de un CIRUJANO, un DENTISTA, un MÉDICO jajajaja.

  • Tomás

    Lo que importa es el estado del coche, no los km.

    • X 2.0

      Yo creo que va en función del coche, pero si es verdad que he visto coches con kilometrajes superiores a los 200000 muy bien cuidados, si todo se ha hecho de manera puntual y su conducción es correcta, no debería de haber problemas.