CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Peugeot

4 MIN

Coches sin instrumentación digital por la escasez de semiconductores

David Villarreal | @davidvillarreal | 26 Abr 2021
Semiconductores Chips Coches
Semiconductores Chips Coches

En los últimos meses estamos asistiendo a una situación cuanto menos preocupante ante la que nosotros, los compradores, permanecemos ajenos hasta que, por desgracia, afecta a un sector del que somos clientes. La escasez de semiconductores está provocando, por ejemplo, que fabricantes tengan que remplazar la instrumentación digital de sus coches por instrumentaciones analógicas, las de toda la vida. Según Reuters, Peugeot habría tenido que paralizar la configuración de instrumentaciones digitales en la fabricación del Peugeot 308, que este mismo año será sustituido por una nueva generación que, en principio, debería librarse de este problema.

La escasez de semiconductores ataca a la industria del automóvil

Para analizar lo que está sucediendo lo primero que hemos de hacer es resumir, muy brevemente, por qué existe escasez de semiconductores y por qué esta afecta a la industria del automóvil. Hablamos de un proceso complejo que se ha desarrollado desde que estalló la pandemia de la COVID-19. La pandemia ha generado una gran disrupción en las redes logísticas, hemos visto fábricas de automóviles paralizadas o con una producción bajo mínimos durante meses. Por contra, el consumo de algunos bienes electrónicos ha crecido significativamente. Es un hecho, pasamos más tiempo en casa, trabajamos desde casa, y necesitamos ordenadores, tablets, videoconsolas, y teléfonos móviles de última generación, con los que trabajar y disfrutar de nuestro tiempo de asueto.

Los coches modernos disponen de una alta carga tecnológica, chips, y semiconductores, que dan vida a todos los sistemas eléctricos de a bordo de los que, por suerte, disfrutamos hoy en día. Los fabricantes de chips tienen una demanda muy alta estos días, que difícilmente pueden satisfacer. Y el suministro a fabricantes de automóviles no necesariamente es el más rentable para ellos, cuando las tecnologías más punteras se emplean en productos de telefonía o videoconsolas. En los últimos años, los fabricantes también se han preocupado y asegurado de que la materia prima empleada en sus suministros se obtiene de fuentes éticas y responsables. Y un aspecto tan positivo como este tampoco ha ayudado a aumentar la producción de semiconductores estos días.

La misma razón por la cual es difícil conseguir una videoconsola de última generación es la que está poniendo en dificultades a la industria del automóvil

Esta escasez de semiconductores explica, en parte, la dificultad que puedes tener hoy en día para comprar una videoconsola de la nueva generación o un ordenador y tarjetas gráficas de última generación - también muy cotizadas por la rentabilidad de la minería de criptomonedas. Y esta escasez de semiconductores está poniendo en dificultades la producción de automóviles, e incluso que tu próximo coche pueda disponer de tecnologías como la instrumentación digital.

Limitando el uso de instrumentaciones digitales

Según Reuters, y para minimizar el impacto de la escasez de semiconductores, Peugeot habría tomado la decisión de regresar a la instrumentación digital en la producción del Peugeot 308 de la actual generación. La decisión pretende, por otro lado, preservar la instrumentación digital en productos tan importantes como el Peugeot 3008, o en la nueva generación del Peugeot 308.

Algunos medios franceses (RCI) ya están apuntando que Peugeot podría compensar a aquellos clientes que reciban un vehículo sin instrumentación digital. Pero entendemos que este punto dependerá sobre todo de cada caso y de las decisiones que tome la marca en los diferentes mercados.

Se espera que la escasez de semiconductores siga provocando problemas para la industria del automóvil. Estos días hemos visto cómo, curiosamente, una marca como Toyota, adalid del just in time, y de reducir a mínimos la acumulación de stocks, acumuló chips y semiconductores durante la pandemia para anticiparse a esta escasez que cada vez afecta más a los fabricantes de coches.

0