¿Una alternativa a Singer “made in Spain”? Sí, Cafe Racer Dreams se atreve también con los coches

 |  @HerraizM  | 

Ya os he hablado alguna vez de Cafe Racer Dreams, de su showroom, del papel de esta marca en una subcultura donde, por suerte (o mejor dicho por el trabajo de los preparadores), España goza de un excelente músculo en el panorama internacional. Lo hice en el artículo “Cafe Racer Dreams, visitamos su nuevo showroom, el nuevo “fuerte” del preparador en Madrid“, pero… ¿sabíais que la gente de Cafe Racer Dreams se han animado también con los coches? Los Porsche clásicos se han puesto en su punto de mira…

Hace unos días visitaba de nuevo las instalaciones de Cafe Racer Dreams en Madrid, en el barrio de Tetuán (C/ Gonzalo Herrero 11), con la excusa de un reciente lavado de cara. El showroom de la marca luce ahora más espacioso con una serie de cambios, cambios que han llevado a CRD a prescindir de la zona de taller que allí tenían, entre otros matices claro.

Ahora, además de las motos, de la ropa, de accesorios varios, aparece una nueva línea de skates y de tablas de surf y claro, lo que hoy nos ocupa: un precioso Porsche 356 que, precisamente, reposa sobre lo que antes era el mencionado taller. Y no, este Porsche 356 no es un elemento de atrezo, por bien que vista el showroom, es una declaración de intenciones.

Cafe Racer Dreams ha apostado también por la restauración y modificación de Porsche, algo que nos lleva automáticamente a pensar en Singer, célebres por sus cuidadas transformaciones. Han modificado algún que otro coche ya y este Porsche 356 preparado para correr, con barras, aligerado, con sólo un asiento, luce ya con orgullo la insignia del preparador.

Ese desgastado volante, sus bonitas curvas perfectamente resaltadas por la doble franja que recorre su carrocería…

Empezaron con esto de los coches hace más de un año, con un Porsche 911 (964) del 91, turbo look, que por el camino ha ganado elementos como ABS, navegador GPS o cámara de aparcamiento trasera… y ya nos han enseñado en sus redes sociales a alguna que otra criaturita más que tiene una pinta inmejorable.

“Tenéis que pasaros por el taller, pero mejor cuando esté el próximo Porsche 911 terminado, para que lo podáis ver bien”, me apunta Pedro, al frente de Cafe Racer Dreams, durante mi visita al renovado showroom. Por supuesto, ante semejante envite, la recojo el guante y me lo apunto, he visto multitud de fotos de ese sitio y no puedo tener más ganas de visitarlo y preparar un reportaje a la altura.

Una aplicación, que impide que pueda renovar mi “ticket” de la zona azul, hace más breve de lo que esperaba la visita. Ouch. Apenas tengo tiempo de hacer un par de fotos rápidas al Porsche 356, pero en el tintero se queda la visita al taller del preparador, decenas de preguntas al respecto y conocer de primera mano, bien conocido, a uno de los Porsche que están “cocinado”.


Esperamos poderos dar más noticias pronto.

Lee a continuación: Este Porsche tiene un motor Subaru y no, no es ningún sacrilegio… ¿por qué?

  • La verdad, con el articulo anterior ya me quedé con ganas, pero tras este veo probable una visita cuando vuelva por Madrid