CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Economía

3 MIN

Del descuento de 20 céntimos a los 100 euros para cada conductor: ¿qué ayudas habrá en 2023 para el combustible?

Elena Sanz Bartolomé | 9 Dic 2022
Gasolinera Diesel 1019 01
Gasolinera Diesel 1019 01

En la recta final de 2022, la actual rebaja a los combustibles sigue esperando entregar el relevo a una prórroga o a otras ayudas gubernamentales. El panorama en Europa es heterogéneo: hay países que han optado por eliminar las bonificaciones, otros las mantienes, hay quienes cambian la fórmula y algunos siguen definiendo cuáles serán sus próximos pasos. Francia acaba de anunciar que dará 100 euros a sus conductores, mientras en España seguimos a la espera de saber qué nos deparará 2023.

Con el objetivo de minimizar el efecto de la inflación en el bolsillo de los conductores, Europa ha ido aplicando diferentes medidas. Países como Italia, Italia, Polonia, Rumanía y Suecia optaron por bajar los impuestos, mientras otros aplicaron distintas bonificaciones. Portugal, por ejemplo, paralizó la subida del Impuesto al Carbono y creó el AUTOvoucher, una subvención mensual que se traducía en un descuento de 40 céntimos por litro en un depósito de 50 litros.

Alemaniaapostó, también, por un descuento aplicado al precio del combustible (que ya han eliminado) y Francia recorrió el mismo camino. En el país vecino, la rebaja llegó a ser de 30 céntimos aunque, con el paso del tiempo, ha ido menguando progresivamente hasta los 10 céntimos actuales que desaparecerán el 1 de enero de 2023. Comparten caducidad con España, pero allí ya tienen claro qué ocurrirá dentro de 22 días: los conductores recibirán 100 euros.

20 céntimos, pero ¿no para todos?

En España, el Gobierno está valorando “hasta dónde y cómo” seguirán apostando por el descuento de 20 céntimos sobre el combustible. Teresa Ribera, Ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de España, ya ha dado las primeras pistas sobre el camino que podría tomar esta bonificación a partir de 1 de enero si deciden volver a prorrogarla. En este caso, ese descuento de 20 céntimos podría dejar de ser general para aplicarse, sólo, a los que más lo necesitan: aquí estarían incluidas las familias con las rentas más justas y los sectores que trabajan en el transporte.

El ejemplo de Francia

Élisabeth Borne, primera ministra de Francia, ha anunciado en RTL que el país dará un bono de 100 euros a los conductores con menos ingresos: será un pago único que recibirán de una sola vez. Si en un mismo hogar viven dos adultos y hay dos vehículos, esta ayuda podrá ser de 200 euros. Francia cree que esta medida beneficiará a unos 10 millones de ciudadanos y según los cálculos de gobierno galo, “representa un descuento de alrededor de 10 céntimos por litro si haces 12.000 kilómetros al año, es lo que recorrer, de media, los franceses”.

No obstante, hay una serie de requisitos para optar a este bono. Sólo podrán solicitarlo aquellos trabajadores con unos ingresos mensuales inferiores a 2.000 euros que acrediten, con una declaración jurada, la necesidad de un vehículo para ir hasta su lugar de trabajo. Los usuarios de transporte público, los parados y los pensionistas se quedan fuera.

Cumpliendo estas condiciones, podrán pedir el bono de 100 euros a Hacienda facilitando la matrícula de su coche. Francia no hace distinción por modelo: están incluidos los de combustión, los híbridos, los híbridos enchufables y los eléctricos. También los vehículos de dos ruedas.