CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Normas de circulación

3 MIN

La DGT te recuerda (otra vez) las 3 reglas para hacer bien las rotondas

Elena Sanz Bartolomé | 9 Jun 2021
Dgt Recuerda 3 Reglas Rotondas 01
Dgt Recuerda 3 Reglas Rotondas 01

Aunque no lo parezca, las rotondas están diseñadas para facilitar el flujo de tráfico en las intersecciones entre carreteras y reducir el número de accidentes. El olvido de la reglamentación por parte de los conductores las ha convertido, sin embargo, en un peligroso punto de conflictos. Por ello, la Dirección General de Tráfico ha vuelto a explicar las 3 reglas para hacer bien las rotondas.

A la hora de circular nos podemos encontrar con diferentes tipos de glorietas: sea cual sea su tipología, todas se rigen por las mismas normas que hay que respetar para preservar nuestra economía (nos pueden sancionar con una multa de 200 euros) y, sobre todo, la seguridad vial. No en vano, el desconocimiento es una de las principales causas de los accidentes que tienen lugar en las rotondas. De la mano de la DGT sacamos los apuntes de la autoescuela para poner fin al olvido.

1. Respetar la prioridad

Cuando llegas a una rotonda debes ceder el paso a los vehículos que ya están dentro porque la prioridad es suya: si ignoras el primero de los tres pasos entorpecerás la circulación y, además, puedes provocar un accidente. El resto de las normas que rigen un cruce se mantienen, es decir, el coche de la derecha siempre tendrá preferencia de paso sobre nosotros.

2. Señalizar el cambio de carril

Junto al volante hay unas palancas que sirven para accionar los intermitentes, esa parte de nuestro coche que sirve para comunicarnos con el resto de conductores indicándoles cuáles son nuestras intenciones y próximos movimientos. Su papel es esencial en las rotondas: tendrás que señalizar cualquier cambio de carril y la salida de la misma. Hazlo con antelación y mantén cierta distancia con el resto de los usuarios presentes.

3. Salir por el carril exterior

La normativa es clara: el margen exterior (el derecho) de una rotonda está reservado para abandonar la glorieta y sólo podrás ocuparlo cuando vayas a realizar esta maniobra. En el resto de situaciones deberás moverte por los carriles interiores de la glorieta para no impedir que el resto de vehículos la abandonen.

Y no, salir desde los carriles interiores no está permitido aunque sea la norma general que siguen muchos conductores: tendrás que incorporarte al del exterior y si esta maniobra no es posible, tendrás que hacer un nuevo giro hasta que puedas ocupar la zona correcta.