CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

5 MIN

La DGT vuelve a montar polémica, entre ciclistas y conductores, con una toma de dron (vídeo)

David Villarreal | @davidvillarreal | 16 Abr 2021
Dgt Dron Adelantamiento Ciclistas
Dgt Dron Adelantamiento Ciclistas

Con sus limitaciones, los drones de la Dirección General de Tráfico se han mostrado extraordinariamente precisos a la hora de controlar un tramo extenso de la carretera, pero también, y como nos muestra en su último vídeo la DGT, muy efectivos para captar muchas y muy diversas infracciones en muy poco tiempo. El último vídeo que nos ha mostrado la DGT, de una grabación llevada a cabo con sus drones, nos muestra una situación típica en cualquier carretera convencional española, con tráfico de automóviles, adelantamientos, e incluso ciclistas. Para más inri, la DGT animaba a sus seguidores en Twitter a identificar las infracciones que se ven en este vídeo.

El trabajo de los drones la DGT

Actualmente, la Dirección General de Tráfico tiene en servicio 11 drones en su Unidad de Medios Aéreos. La grabación de la que hoy os hablamos fue obtenida por los drones de la DGT el 17 de marzo de este mismo año, en una carretera convencional.

En la primera toma, la DGT ya identifica una posible infracción, la escasa distancia de seguridad entre los dos automóviles en color gris plata. Pero la verdadera polémica llega con la segunda toma, en la que intervienen un par de ciclistas.

Las normas de la DGT para los ciclistas

¿Circula correctamente esta pareja de ciclistas? Tal y como os hemos contado en numerosas ocasiones, los ciclistas no pueden circular en pelotón. No obstante, el Artículo 36.2 del Reglamento General de Circulación sí permite que circulen en columna de a dos, orillándose todo lo posible al extremo de la vía y recolocándose en hilera en tramos sin visibilidad o con aglomeración de tráfico.

2. Se prohíbe que los vehículos enumerados en el apartado anterior circulen en posición paralela, salvo las bicicletas, que podrán hacerlo en columna de a dos, orillándose todo lo posible al extremo derecho de la vía y colocándose en hilera en tramos sin visibilidad, y cuando formen aglomeraciones de tráfico. En las autovías sólo podrán circular por el arcén, sin invadir la calzada en ningún caso.

Por otro lado, los ciclistas circulan muy juntos, manteniendo una distancia mínima entre ellos, pero el Reglamento General de Circulación también lo permite, según el artículo 54.1:

No obstante, se permitirá a los conductores de bicicletas circular en grupo sin mantener tal separación, extremando en esta ocasión la atención, a fin de evitar alcances entre ellos (artículo 20.2 del texto articulado).

Por lo tanto, y a tenor de esta grabación, los ciclistas que aparecen en el vídeo no están cometiendo ninguna infracción.

Los adelantamientos a ciclistas según la DGT

La Dirección General de Tráfico, en cambio, sí encuentra infracciones en el adelantamiento que realiza un coche rojo a los ciclistas. Según la DGT, para adelantar a los ciclistas es necesario mantener, al menos, 1,5 metros de distancia lateral. A partir de este año también se introducirán otras normas, como por ejemplo que el conductor reduzca su velocidad en 20 km/h.

Es importante recordar que el conductor de un automóvil puede rebasar la línea continua para adelantar a un ciclista o grupo de ciclistas, y rebasar total o parcialmente el carril contrario, según el apartado 4 del artículo 85 del Reglamento General de Circulación:

4. Cuando se adelante fuera de poblado a peatones, animales, a vehículos de dos ruedas o de tracción animal, a vehículos inmovilizados en la vía o a los vehículos de auxilio cuando estén realizando operaciones de auxilio y rescate, se deberá realizar la maniobra ocupando parte o la totalidad del carril contiguo de la calzada, siempre y cuando existan las condiciones precisas para realizar el adelantamiento en las condiciones previstas en este reglamento; en todo caso, la separación lateral no será inferior a 1,50 metros. Queda expresamente prohibido adelantar poniendo en peligro o entorpeciendo a ciclistas que circulen en sentido contrario.

El problema identificado por la DGT, no obstante, se encuentra en que el conductor del vehículo rojo no señaliza la maniobra y tampoco espera a que no venga nadie de frente para adelantar. La anchura de la calzada, en este caso, no es excusa para adelantar a los ciclistas con coches aproximándose en sentido contrario. Y si en vez de automóviles, se aproximasen ciclistas en sentido contrario, tampoco debería adelantar a la pareja de ciclistas.