CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Seguridad Vial

4 MIN

La DGT anticipa cómo te vigilará en el futuro: una flota de drones reemplazará a los Pegasus

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 15 Oct 2020
Drones Dgt
Drones Dgt

La DGT es una de las entidades colaboradoras en el proyecto europeo Labyrinth. Una iniciativa que busca mejorar la seguridad vial, la gestión del espacio aéreo y portuario, o la coordinación de emergencias, mediante el uso de drones. Drones interconectados, controlados por servicios públicos, con el bien común como último objetivo. En el caso de la seguridad vial, la DGT será pionera en el uso masivo de drones para labores de vigilancia de tráfico: una flota de drones podría incluso desplazar la labor supervisora y sancionadora de los helicópteros Pegasus.

En una ponencia del proyecto Labyrinth que ha tenido lugar esta mañana, un representante de la DGT ha expuesto la posición de la agencia estatal en el proyecto, y sus planes de futuro. Desde hace unos pocos años, la DGT lleva a cabo un proyecto piloto con drones, con el objetivo de controlar puntos conflictivos de la red vial, además de perseguir conductas incívicas e ilegales de ciertos conductores. Estos drones, llamados RPAS en terminología técnica - son aeronaves de control remoto, en verdad - ya tienen capacidad sancionadora, siempre bajo supervisión y control directo de un agente de tráfico.

Los drones ya son capaces de multar. Persiguen conductas como adelantamientos o giros indebidos en la actualidad.

Estos drones actualmente siguen en una fase de pruebas, pero estas pruebas han demostrado ser muy efectivas. Definitivamente, la DGT ampliará su uso de forma notable durante los próximos años. Los drones no son el único medio aéreo de control del tráfico: la flota de helicópteros Pegasus sigue siendo el principal recurso sancionador de la DGT en nuestros cielos. Actualmente la DGT opera 15 helicópteros en todo el territorio nacional, a excepción de los archipiélagos - tanto Canarias como Baleares - donde no resultan viables, al no disponer de bases en las propias islas.

Durante los próximos años la presencia de drones de la unidad de medios aéreos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil reforzará su presencia de forma notable en todo el país. Actualmente hay 15 drones operativos, y antes de que termine el año 2022 ya debería haber 39 drones vigilando el correcto cumplimiento de las normas de circulación en nuestros 165.000 km de red vial. En el periodo 2023-2025 la DGT planea tener en torno a 80 drones a pleno funcionamiento. Dicho número podría ascender a más de 100 durante el periodo 2026-2032, un largo plazo aún muy indeterminado.

La relación "coste-beneficio" de una flota de drones es mucho más favorable en drones que en helicópteros.

Un detalle clave en este último periodo, es que la DGT espera que el desarrollo de la tecnología de drones permitirá reemplazar varias unidades de Pegasus por drones. Los costes operativos de una flota de helicópteros son elevadísimos, desde luego, muy superiores a los de una pequeña flotilla de drones de control remoto. Si hay un escollo para la implantación masiva de drones es que actualmente no pueden montar cinemómetros con control metrológico, y sus ópticas no son tan avanzadas y precisas como la de un Pegasus - capaz de detectar excesos de velocidad o infracciones a casi un kilómetro.

Tampoco cuentan con sistemas de medición que permitan, por ejemplo, ver si un vehículo incumple la distancia de seguridad al adelantar a un ciclista. Con todo, la tecnología implantada en los drones - actualmente son versiones modificadas de drones comerciales de DJI - avanza a pasos agigantados, y estos escollos técnicos serán pronto solucionados. De ser así, cuatro Pegasus serían reemplazados por drones, para alivio relativo del contribuyente. Digo relativo porque la capacidad sancionadora de una flota ubicua y cuantiosa de drones será a todas luces considerable.