La Ducati Panigale V4 es una bestia italiana de 214 CV y 175 kg, un LaFerrari de dos ruedas y cuatro cilindros

 |  @HerraizM  | 

Antes del Salón de la moto de Milan, como si de aperitivo nos sirvieran una buena milanesa, Ducati nos ha revelado a su superbike de cuatro cilindros, una Ducati Panigale V4 que pone sobre la mesa un torrente salvaje de prestaciones, de cifras de infarto que llegan, como no podía ser de otra forma de la mano de una parte ciclo de primera y una demoledora estética. Ha nacido una nueva superdeportiva italiana y estos son todos los detalles de la Ducati Panigale V4 que tienes que conocer:

1.- Un diseño musculoso

Viendo su frontal no cabe la menor duda de que estamos ante una Ducati, ante una Panigale, pero para esta Ducati Panigale V4 la fábrica italiana ha apostado por darle más músculo a sus formas, cuidando aún más su aerodinámica. El conjunto de sus ópticas y esas tomas delanteras le dan un aire siniestro a su mirada, el sistema de escape se integra de manera exquisita por la parte baja posterior del carenado, el colín es tan bonito como radical y las formas de su depósito y de la parte media del carenado se encargan de insuflarle todo ese músculo del que hablamos.

2.- El motor de la Ducati Panigale V4

Sin duda el propulsor de la Ducati Panigale V4 es la gran novedad de esta nueva superbike y es que ella firma italiana, célebre por sus motores bicilíndricos, es primeriza en esto de producir en serie un bloque de cuatro cilindros, que se distribuyen para la ocasión en forma de V4 a 90º, con un cubicaje de 1.103cc y una potencia de 214 caballos a 13.000 rpm, poniendo a nuestra disposición un par de 124 Nm a 10.000 rpm.

Dan forma a este bloque la distribución desmodrómica, el cigüeñal contrarrotante, la admisón variable o una lubricación por un cárter semiseco y para su transmisión se recurre a un cambio de 6 velocidades con el Ducati Quick Shift EVO.

3.- Hablemos de su parte ciclo

El chasis de la Ducati Panigale V4 es un monocasco de aluminio en el que el V4, tumbado hacia atrás para un mejor reparto de pesos, tiene una función estructural y donde nos encontramos con tres configuraciones que varían los componentes disponibles.

La “normal” emplea una horquilla Showa de 43 mm, un monoamortiguador Sachs y llantas de cinco radios mientras que la V4 S y la Speciale ya recurren a un conjunto Öhlins regulado electrónicamente para ambos trenes, recurriendo a unas llantas forjadas de tres radios, quedando completado en la Speciale, que estará numerada, por un sistema de escape en titanio, entre otros encantos.

Todas recurren a un equipo Brembo para sus frenos y a unos neumáticos Pirelli Diablo Supercorsa SP con medidas 200/60 ZR17 como equipo de serie.

Sobre la báscula la Panigale V4 normal arroja un total de 175 kg en seco, 198 kg en orden de marcha y la Speciale y la S se conforman con 174 kg y 195 kg respectivamente.

4.- La electrónica de la Ducati Panigale V4

Tratándose de una superdeportiva actual no puede faltar un amplio repertorio de ayudas electrónicas que pasan por diferentes modos de conducción, como el control de deslizamiento, el Ducati Power Launch, la gestión del freno motor, el cambio Quick Shift… sin olvidarnos, claro, de la nueva instrumentación con pantalla de 5 pulgadas.

Lee a continuación: Vídeo: el robot motociclista de Yamaha no es tan rápido como Valentino Rossi… pero dadle tiempo

  • CarlosAndresKaiser

    bien tentador este hermoso diseño, así me imaginaria el frontal en la futura Alfa Romeo Alfetta, Berlina de tamaño completo insignia de la marca.

    • Ventilo Motors S.A.S

      jajaja, hasta ya no llegan. FCA busca lo mas barato para sus diseños finales.