El desplome de los diésel, los SUV, y el verdadero culpable del incremento de emisiones de CO2. Foto 1 de 1.