Cinco extras que todos los coches nuevos (incluso los más básicos) deberían equipar

 |  @sergioalvarez88  | 

¿A quién no le gusta un coche barato? Las marcas saben que el precio es el principal factor limitante en la compra de un coche. Por ello ofrecen el clásico “desde 10.000 euros” como reclamo comercial. Estos precios gancho suelen estar asociados a un coche con el acabado de acceso, con un equipamiento muy básico y el motor menos potente de la gama. Como ya os hemos contado en alguna ocasión, un coche tan básico no suele ser un buen negocio. En este artículo queremos hablaros de equipamiento, de cinco elementos de equipamiento a los que siquiera los coches más básicos deberían renunciar.

1) Aire acondicionado

Hace años era más común la compra de coches sin aire acondicionado, era un extra caro y se renunciaba a él en algunos utilitarios o compactos. Hoy en día ni siquiera viviendo en el norte del país se me ocurrriría adquirir un coche sin climatización. En primer lugar, porque es uno de los elementos de confort más valiosos de un coche. Imaginad conducir en verano, a pleno sol, sin ese inestimable aire frío: el efecto invernadero que producen los cristales del coche hará que te cuezcas poco a poco. Llevar las ventanillas abiertas puede ser un buen remedio en ciudad, pero es un suplicio en cualquier viaje por carretera.

Merece la pena ir a un acabado superior si el acabado de acceso no puede tener aire acondicionado. No es un lujo, es una necesidad.

Por no hablar del problema que su ausencia supone de cara a nuestra seguridad. Sin ir más lejos, un coche equipado con aire acondicionado es capaz de desempañar mucho más rápido el parabrisas – ¿sabes cual es la forma más rápida de desempañar el parabrisas de tu coche? Te la contamos en este artículo. Además, evitará que te deshidrates a causa de una sudoración excesiva. Puede parecer una broma, pero conducir un buen rato sin aire acondicionado, a cuarenta grados y sin una buena hidratación puede resultar en un golpe de calor. Una temperatura elevada también favorece la aparición de la somnolencia .

Tus posibilidades de tener un accidente aumentan.

2) Una rueda de repuesto completa

Hoy por hoy, muchos coches han renunciado a las ruedas de repuesto, a favor de kits antipinchazos. En ciertas situaciones, estos kits consistentes en una sustancia sellante y un pequeño compresor pueden salvarnos, pero ante un reventón o un pinchazo serio – pensad en ese clásico tornillo o clavo que todos hemos sufrido – son completamente inútiles y nos dejarán tirados en la carretera. Hay más inconvenientes: tras reparar el pinchazo con el kit, tendrás que acudir a un taller, donde parchearán el neumático de forma profesional y limpiarán el sellante que has usado – sellante que tendrás que reponer, no lo olvides.

Una rueda de repuesto es un extra muy valioso en cualquier coche. Por fortuna, si están disponibles de forma opcional, suelen ser un extra muy barato.

Si sufres un pinchazo y tu coche tiene rueda de repuesto, en menos de cinco minutos podrás continuar tu viaje sin problema alguno. Vas a tener que pasar igualmente por el taller para que reparen el neumático pinchado, pero no tendrás que reponer el sellante y podrás circular con perfecta normalidad si tu rueda de repuesto es de tamaño completo. Incluso una rueda de repuesto tipo galleta es en nuestra opinión órdenes de magnitud superior a un kit antipinchazos, aunque no debas circular con ella a más de 80 km/h.

3) Android Auto/Apple CarPlay

Seamos francos: vivimos a nuestros smartphones pegados y no podemos hacer nada para evitarlo. En vez de gastar un dineral en un navegador para el coche, tener que colocar el móvil en soportes precarios y con todo estar tentados a usarlo mientras conduces, lo mejor que puedes hacer es tener un coche donde tu smartphone pueda estar perfectamente integrado. En coches como el Volkswagen Polo, incluso los acabados más básicos disponen de serie de un equipo de infotainment compatible con Android Auto y Apple CarPlay. En coches como el Mitsubishi Eclipse Cross, se ha prescindido del GPS tradicional en favor de estos protocolos de screen-mirroring.

La pantalla de tu teléfono pasa a ser la pantalla del sistema de infotainment, simplificada y limitada para un manejo seguro, compatible con la conducción.

Con esta integración, las funciones del teléfono quedan limitadas y simplificadas, además de poder controlarse por voz en su totalidad. Podrás usar Google Maps, podrás escuchar tu música con Spotify y podrás hacer llamadas en manos libres, sin despegar en un solo momento los ojos de la carretera. Algunos coches reemplazan pantallas y navegadores por un soporte universal de smartphone, pero creemos que una integración como la de Android Auto y Apple CarPlay es muy superior a otras soluciones.

4) Cámara de marcha atrás/sensores de aparcamiento

Puede que estos elementos sean considerados otro lujo, pero en mi opinión, tampoco lo son. Los sensores de aparcamiento suelen ser un extra muy asequible – menos de 200 euros en muchos coches a la venta – y suponen una inestimable ayuda al aparcamiento. Especialmente en estos tiempos en que la visibilidad no es el fuerte de ningún coche, por exigencias de diseño. No rozarás tu coche contra otros coches, paredes o columnas, ahorrando a largo plazo un buen dinero en chapa y pintura. Ahora bien, las cámaras de marcha atrás me parecen aún más importantes y necesarias.

En EE.UU. es obligatorio que todo coche nuevo tenga una cámara de marcha atrás. Me parece un gran avance en materia de seguridad.

Estas cámaras nos permiten ver lo que pasa tras nosotros, y no sólo son muy útiles para aparcar. Son útiles para ver si tenemos obstáculos, animales o niños cuando estamos maniobrando. Y tienen un enorme valor cuando estamos saliendo marcha atrás de aparcamientos en batería, situaciones en las que normalmente no tenemos visibilidad alguna. De nuevo, no son un extra de precio elevado en relación a la utilidad, comodidad y seguridad que nos aportan en el día a día.

5) Frenada automática de emergencia

Todos los coches a la venta hoy en día están dotados de sistemas como airbags, ABS o ESP. Estos sistemas fueron en su momento opcionales, y su demostrada eficacia ha hecho que sean equipamiento de fábrica en cualquier vehículo nuevo, salvando miles de vidas a nivel global. Lo mismo ocurrirá con la frenada automática (o autónoma, como prefieras llamarla) de emergencia, o AEB (Autonomous Emergency Braking) en sus siglas anglosajonas. Este sistema evita o mitiga las consecuencias de los atropellos y colisiones por alcance con otros vehículos, tanto en ciudad como en conducción extraurbana.

Mediante radares o cámaras, y de la mano de avisos acústicos y sonoros, esta tecnología es capaz de evitar/mitigar accidentes por alcance y atropellos a peatones y ciclistas.

En un mundo en el que estamos sometidos a constantes distracciones – los smartphones son los principales culpables del aumento en los accidentes causados por distracciones – un sistema de frenada automática es una necesidad imperiosa. De hecho, será obligatoria en todos los vehículos nuevos a partir de 2021. Aunque hoy en día aún es un elemento opcional asociado a paquetes de seguridad activa, empieza a ser equipamiento de fábrica en vehículos de toda clase y condición. Si estás en proceso de comprar un coche nuevo, te recomendamos encarecidamente que monte un sistema AEB.

Lee a continuación: El SEAT León SC se despide con la versión FR Limited Edition: muy equipada y por menos de 18.000€

Ver todos los comentarios 6
  • Diego Viana Villegas

    ¿Que te cuezcas? ¿Del verbo cuezquer? De verdad que hace falta cuidar más la ortografía, no sólo vale con saber de coches para escribir.

  • Havelock Vetinari

    Pues claro que sí hombre, todo el mundo sabe que conectar el móvil o tener ayuda para aparcar es más importante que el asistente de cambio de carril, detector de ángulos muertos, o el aviso de cansancio…por poner 3 ejemplos rápidos.
    No sé qué clase de melón antepone el confort a la seguridad.

  • Meskley

    Bueno, yo me las he apañado hasta ahora sin Android Auto y sin camara de vision trasera sin ningun problema pero si se me haría imprescindible algo mas sencillo como el limtador de velocidad

  • Iker Gernika

    Si se conduce habitualmente de noche yo considero imprescindibles unos buenos xenon o leds.

  • Siro

    Faros activos con tecnología leds, detector de angulo muerto y sensores de proximidad que alertaran a los dispositivos de seguridad…. y todo el info entretenimiento a la calle.

  • jairo

    chorradas para gente distraída, jamás me han hecho falta, aunque a día de hoy hay muchos conductores zombi que ni con todas las ayudas del mundo evitarían un accidente más que por casualidad