CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Ferrari

5 MIN

No importa cuántos millones tengas, si estás en la lista negra de Ferrari no podrás conducir sus deportivos

Elena Sanz Bartolomé | 28 Abr 2022
Ferrari Maranello  01
Ferrari Maranello  01

833 millones de euros: ese fue el beneficio que obtuvieron en Maranello en 2021. Una cifra que supone todo un récord de ventas para Ferrari, una marca que tiene claro que ni quiere masificarse ni ser un mero símbolo de poder adquisitivo. Por eso tienes que cumplir unos requisitos para acceder a ciertos modelos… y tener muchos millones no te dará las llaves de uno de sus deportivos si te han incluido en su lista negra.

Contar con una economía más que saneada permite a un conductor adquirir un modelo de los considerados como estándar por Ferrari: sus creaciones más especiales (y no digamos las ediciones limitadas) sólo están al alcance de los elegidos. Literalmente: tienes que presentar tu candidatura y si te consideran apto, se pondrán en contacto contigo.

Los requisitos de Ferrari

Los requisitos que debes cumplir varían de un mercado a otro, pero pueden pedirte que hayas sido dueño de un Ferrari con anterioridad, apreciarán tu pasión por la marca o te prohibirán vender el coche durante el primer año: transcurrido este tiempo, si quieres desprenderte de él la marca deberá ser la primera en saberlo. Probablemente ni tú ni yo cumplimos con estas condiciones, pero los rostros más populares sí: a pesar de ellos algunos figuran en la famosa lista negra de Ferrari.

La marca nunca ha admitido que exista esta relación de nombres que no pueden acceder a los deportivos italianos por muchos millones que tengan, aunque sí se reserva la opción de elegir cuidadosamente quién accede a sus unidades más exclusivas. Mito o realidad, estos son los señalados.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de 50 Cent (@50cent)

Nicolas Cage: los problemas económicos del actor le obligaron a vender su Ferrari Enzo para poder saldar algunas de sus deudas pendientes… y a la marca no le gustó que el precio del coche fuera mucho más bajo que su valor original.

Justin Bieber: el cantante no sólo condujo su Ferrari 458 bajo los efectos del alcohol, también olvidó dónde lo había aparcado y pasaron un par de semanas hasta que encontró el vehículo. Si a esto sumamos las modificaciones que hizo a otros modelos, tendremos las razones por las que está en la lista negra.

Philipp Plein: a la marca italiana le gustaría que el diseñador dejara de usar su Ferrari812 Superfast como escenario para sus promociones. Tanto es así que se lo ha pedido formalmente en varias ocasiones.

Curtis James Jackson: más conocido como ‘50 Cent’, el rapero, compositor y actor ha dado a Ferrari varias razones para incluir su nombre en ese veto. Además de limpiar los coches con champagne, no tuvo reparos a la hora de criticar a la marca en su cuenta de Instagram: la batería de su Ferrari 488 se descargó, no pudo arrancar y tuvo que llamar a la grúa. Sus comentarios no pasaron desapercibidos en Maranello.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de T-Raww (@tyga)

Tyga: las razones en este caso serían económicas, quién lo iba a decir. Hace unos años, el rapero alquiló un Ferrari 458 Spider y dejó de pagar las cuotas así que la empresa con la que había firmado el contrato le embargó el deportivo italiano y le interpuso una demanda por impago.

Deadmau5: en Maranello han dejado claro que no les gusta que los dueños de sus coches los modifiquen a su antojo así que imaginad cómo se debieron quedar con el DJ viniló su Ferrari 458 Spider con el meme ‘Nyan Cat’ y lo bautizó como ‘Purrari’. Cuentan que desde Maranello le pidieron que devolviera el deportivo a su estado original y como Deadmau5 hizo caso omiso, le comunicaron que podrían denunciarle por daños de imagen. Al final terminó vendiendo el coche.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de deadmau5 (@deadmau5)

Blac Chyna: tampoco vieron con buenos ojos el toque que la modelo e influencer dio a su Ferrari California y a su Ferrari 488. Viniló el primero en color rosa y customizó el segundo con unas llantas rojas que nada tenían que ver con el Rosso Corsa de la marca.

Kim Kardashian: los rumores apuntan a que Kim Kardashian entró a formar parte de esta lista cuando aceptó un Ferrari como regalo por su boda. Hasta aquí nada fuera de lo normal en eventos de ese nivel, pero el problema estuvo en que la persona que firmaba el obsequio era un conocido estafador financiero.

Floyd Mayweather: recordáis que Ferrari prohíbe vender sus coches durante el primer año, ¿verdad? Esa es la razón por la que el exboxeador estaría en su lista negra: le encanta comprar lujosos vehículos de los que se deshace pocos meses después.

Chris Harris: terminamos con un nombre conocido en el mundo del motor. El presentador del programa ‘Top Gear’ estaría vetado por un artículo en el que dejó caer que la marca italiana optimizaba las unidades de préstamos que hacía llegar a la prensa para que quedasen lo mejor posible en las pruebas.