CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

3 MIN

FlatHyStor, la solución de BMW y Bosch para que el hidrógeno desbanque a las baterías

David Clavero | @ClaveroD | 17 Feb 2022
Bmw Ix5 Hydrogen 04
Bmw Ix5 Hydrogen 04

El que es uno de los grandes hándicaps en el uso del hidrógeno, ya sea como combustible o como parte de una pila de combustible, podría estar a punto de desaparecer. BMW y Bosch, a través del proyecto FlatHyStor, se han propuesto reinventar el almacenamiento de hidrógeno, lo que supondrá poder competir directamente con el almacenamiento energético en baterías. Con la idea de que a finales de 2022 ya podamos conocer los primeros prototipos, estamos ante uno de los avances más importantes que hemos visto en electrificación en los últimos años, a la altura de las baterías de estado sólido.

El uso de hidrógeno tiene en el almacenamiento de este elemento numerosos desafíos, especialmente cuando hablamos del estándar de 700 bares establecido por la industria para el repostaje, transporte, almacenamiento, etc. A día de hoy, para conseguir un sistema de almacenamiento válido para el hidrógeno, los fabricantes emplean bombonas creadas a partir de polímeros como el GFRP o el CFRP, además de complejos sistemas de canalización y seguridad. Todo esto se resume en un elevado coste en tanto al diseño y el uso de materiales, pero también en un gran compromiso en tanto al espacio ocupado, pues en un vehículo actual como el Toyota Mirai, la ubicación de los tanques de hidrógeno supone prescindir de bastante espacio tanto en el habitáculo como en el maletero.

Ubicación de los tanques de hidrógeno en un Toyota Mirai

102
FOTOS

El proyecto FlatHyStor es un consorcio en donde encontramos a BMW AG, Robert Bosch GmbH, TesTneT Engineering GmbH y Hexagon Purus. Con un presupuesto de 6 millones de euros y la aprobación del Gobierno alemán, el objetivo de esta iniciativa es desarrollar un sistema de almaceamiento de hidrógeno a 700 bares capaz de prescindir de los tanques cilíndricos actuales, creando un nuevo tipo de tanques capaces de ser ubicados bajo el piso del habitáculo de un coche, lo que supondría ocupar el mismo espacio que necesita hoy en día la batería de cualquier coche eléctrico.

Por lo tanto, gracias al empleo de este nuevo diseño de almacenamiento donde se mantienen las prestaciones que se requieren en el uso de hidrógeno, la nueva generación de coches eléctricos podrían estar basados en plataformas capaces de integrar baterías o un tanque de hidrógeno en el mismo espacio, justo debajo del piso del habitáculo. Como decíamos en un principio, esto supondría toda una revolución en el diseño de los coches eléctricos, pues la comptabilidad con ambas tecnologías supone hablar de una verdadera revolución. Pero no solo eso, pues este nuevo sistema de almacenamiento, también supondría un importante avance para impulsar los motores térmicos capaces de funcionar con hidrógeno.

5
FOTOS

Los primeros prototipos de este nuevo sistema de almacenamiento FlatHyStor se prevé que estén listos para finales de este mismo año 2022, lo cual refleja que estamos ante una tecnología que aparentemente está bastante avanzada. Aún así debemos ser cautos con esta innovación, pues recalcamos la complejidad que supone almacenar hidrógeno a 700 bares, algo a lo que debemos sumar la necesidad de encontrar más apoyos por parte de la industria para poder llevar esta tecnología a las calles y a gran escala.