Ford anuncia un ERE para la planta española de Almussafes: 400 empleos en peligro

Daniel Valdivielso  |  @valdi92  | 

La industria automovilística sufre en los últimos meses un proceso de transformación tan violento que, en ocasiones, ni siquiera las propias fábricas se han visto preparadas lo suficiente para enfrentarse a los cambios disruptivos contra los que deben luchar. Es lo que le ha sucedido a la planta de Ford en Almussafes, Valencia, que se enfrenta a un ERE que afectará a 400 empleados.

La planta de Ford en Almussafes, Valencia, es una de las más importantes para la marca americana, siendo una de las más representativas de la industria automovilística española. Su historia arranca en el año 1973, aunque no comenzó a ensamblar vehículos hasta el año 1976. De ella han salido modelos tan representativos como las primeras generaciones del Ford Fiesta, el Ford Mondeo o el Ford Kuga, que actualmente acaba de arrancar el ensamblaje de su tercera generación.

Sin embargo, en los últimos meses la Unión Europea ha aprobado una serie de normas anticontaminación que han hecho que la industria automovilística en su totalidad se suma en proceso de transformación que, en ocasiones, supone tomar decisiones difíciles. Por si fuera poco, las ventas de automóviles nuevos no acompañan, de ahí que Ford se haya visto forzada a tomar la dolorosa decisión de presentar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para la planta valenciana, que afectará a 40o empleados.

El nuevo Ford Kuga acaba de ser lanzado al mercado, pero sus ventas -que son buenas- no son suficientes para compensar los malos datos del resto de modelos, lo que unido al ya existente plan de reestructuración de la marca americana ha provocado un caldo de cultivo perfecto para que Ford, a través de su filial española, presente un ERE de extinción que implicaría la salida de hasta 400 trabajadores.

La planta da empleo a 7300 personas, sin tener en cuenta la industria auxiliar

La comisión negociadora del ERE se iniciará el próximo 10 de marzo con el objetivo de abrir el periodo de consultas durante los siguientes 30 días, tiempo que los sindicatos y la empresa utilizarán para negociar los términos de la regulación final de empleo. La planta valenciana de Almussafes cuenta en la actualidad con algo más de 7000 empleados, y hace pocos meses recibió una importante carga de trabajo al ser la encargada de ensamblar los nuevos modelos híbridos de Ford.

 

Lee a continuación: El Ford Puma ya tiene precios en España: directo a por el Volkswagen T-Roc

Ver todos los comentarios 0