comscore
MENÚ
Diariomotor
Furgonetas

3 MIN

La Ford E-Transit quiere ponerle las cosas difíciles a la Volkswagen Crafter eléctrica

All Electric Ford E Transit

Y a las Renault Master de cero emisiones o a las Mercedes eSprinter. En definitiva, a todas las grandes furgonetas de carga electrificadas. El futuro del transporte pasa por este tipo de vehículos - nos gusten o no - y en Diariomotor tenemos que hablar de ellos. La nueva Ford E-Transit se presenta tras conocer a las Ford Transit Custom enchufables, y va un paso más allá: no solo es más grande y capaz, si no que presume de un esquema de propulsión 100% eléctrico, con una batería de 67 kWh de capacidad y hasta 350 km de autonomía combinada según el ciclo WLTP.

Construida sobre una versión modificada de la plataforma sobre la que ya se construía, la Ford E-Transit cuenta con una batería de iones de litio y 67 kWh ubicada bajo su espacio de carga. No solo reduce el centro de gravedad, si no que no interfiere lo más mínimo en el volumen máximo de carga, que llega hasta los 15,1 metros cúbicos en las versiones más grandes y capaces. Aunque esta batería es muy pesada, la capacidad de carga se resiente poco: tiene 1.616 kg de carga útil en carrocería furgón y hasta 1.967 kilos en las versiones de chasis cabina.

La Ford E-Transit llegará a los clientes europeos a principios del año 2022.

Esta batería alimenta un motor de 269 CV de potencia, acompañada de 430 Nm de par máximo. No solo es la furgoneta eléctrica más potente entre sus rivales, con una autonomía WLTP combinada de hasta 350 km, también es la que más lejos puede llegar con sus baterías completamente cargadas. Ni la Volkswagen e-Crafter, ni la Mercedes e-Sprinter, ni la Renault Master Z.E. logran autonomías superiores a los 200 km. En cuanto a la recarga, la Ford E-Transit es compatible con una recarga rápida con corriente continua a potencias de hasta 115 kW.

Usando un cargador rápido, es capaz de recuperar el 80% de carga en 34 minutos, y usando un cargar de 11,3 kW, recuperará el 100% de su carga en 8,2 horas. Con respecto a una Transit con motor diésel, la marca dice que tiene un 90% menos de partes móviles en su mecánica, y unos costes de mantenimiento un 40% inferiores. A ello se le une una autonomía que triplica la media europea de conducción diaria en el sector del transporte - para este tipo de vehículos. Más allá de esto, ¿qué más nos ofrece esta furgoneta completamente electrificada?

Su batería está garantizada durante 8 años o 160.000 km.

A nivel de diseño, prácticamente nada - ni falta que hace. Las lamas de su calandra son azules y en su frontal esconde la tapa del puerto de carga. Por lo demás, nadie la distinguiría de otras Transit. Dentro, estrena el sistema de infotainment SYNC4, con una enorme pantalla táctil de 12 pulgadas. A esta pantalla se unen todos los sistemas de asistencia a la conducción de Ford y una conexión constante a Internet - sus actualizaciones son inalámbricas - además de una aplicación de control remoto que los gestores de flota apreciarán sin duda alguna.

Por último, un detalle muy práctico: cuenta con una salida de potencia de 2,3 kW. El sistema Pro Power Onboard permitirá dar energía a herramientas o luces de alta potencia, algo que muchos profesionales valorarán en gran medida.

15
FOTOS
VER TODASVER TODAS