La otra Gymkhana: cuando Ken Block dio rienda suelta a su Hoonicorn en pleno centro de Londres

 |  @sergioalvarez88  | 

Oficialmente, el retorno de Top Gear con Chris Evans y Matt LeBlanc ha sido todo un fracaso. De audiencia y de crítica. Errores que serán subsanados en la próxima temporada, con sólo Matt LeBlanc como director de orquesta. Sea como fuere, nos gustaría recordar uno de los grandes éxitos de la pasada temporada, ahora reeditado en versión extendida. Se trata de una gymkhana, con Ken Block como protagonista. Con las calles de Londres como escenario, es una producción de obligado visionado y espectacular resultado visual.

Esta es la edición del director, la versión extendida, diferente a la mostrada en televisión. Nos gusta.

El Hoonicorn de Ken Block nunca había salido de Estados Unidos, pero su conductor sí parece tener un buen conocimiento de la geografía londinense. El piloto americano hace de cicerone de Matt LeBlanc, que actúa como si de un turista que ha contratado un guía turístico se tratase. Es un clip bastante cómico, y en verdad espectacular. Todo comienza con un paseo de altos vuelos por el aeropuerto de Heathrow, donde Ken Block ejecuta su tradicional baile bajo contenedores y alrededor de maquinaria pesada.

Tras visitar el aeropuerto, se dan a las calles de Londres, evidentemente cortadas para la ocasión. Recordemos en este momento que el Ford Mustang RTR Hoonicorn de Ken Block posee un sistema de tracción total, caja de cambios secuencial y un motor Roush de 845 CV atmosféricos. No es un coche que pueda circular en el tráfico, en definitiva. Con la City como terreno de juego, el Hoonicorn se dedica a quemar rueda, romper límites de velocidad y pintar números once sobre el asfalto con sus neumáticos.

Tras visitar túneles subterráneos, una galería de arte urbano y arruinar una boda, Ken Block y Matt LeBlanc optan por hacer una visita a Isabel II, regente británica. No obstante, no les dejan exprimir la potencia del Hoonicorn en The Mall, la calle que conduce al Palacio de Buckingham. Eso habría sido todo un atentado contra la realeza británica. El vídeo concluye con el Hoonicorn montándose en un helicóptero y abandonando la zona. Puede que no tan bestia como otras gymkhanas, pero definitivamente interesante.

En Diariomotor:


Lee a continuación: Derroche de actitud (y un Porsche 911 clásico de regalo) en el lanzamiento de las nuevas Ducati Scrambler Cafe Racer y Desert Sled