Así es el impuesto anual de Cataluña al CO2 que emite tu coche

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

Ya os lo dijimos en un artículo de opinión hace unas semana: el automovilista pagará, y pagará caro, el peaje del cambio climático. La necesaria reducción de emisiones y descarbonización de la economía pasa por una desincentivación del uso del coche privado, y el fomento de la compra de vehículos eficientes. En un futuro, todas las ciudades de más de 50.000 habitantes tendrán una zona de bajas emisiones. Pero ya de cara a 2020, Cataluña acaba de estrenar un impuesto anual a las emisiones de dióxido de carbono de los coches. Así funciona y esto es lo que te costará.

En primer lugar, el ámbito de aplicación de este impuesto afecta únicamente a los coches en cuyo Permiso de Circulación aparezca un domicilio situado en Cataluña. Si vives en Madrid, Asturias o Andalucía, este impuesto no te afectará. Es un impuesto específico de la Generalitat, independiente al Impuesto a los Vehículos de Tracción Mecánica que cobran todos los ayuntamientos de España. El impuesto a las emisiones de dióxido de carbono está amparado en una modificación de la Llei Catalana de Canvi Climàtic, aprobada por el Parlament de Catalunya.

En 2020 se cobrará el impuesto de 2019, con cargo retroactivo.

Zbe Barcelona Mapa

Podríamos decir que se trata de un impuesto especial, cuya recaudación irá destinada a proyectos de lucha contra el cambio climático, reducción de emisiones de dióxido de carbono y protección de espacios naturales protegidos. En 2020 se espera que su recaudación esté en el entorno de los 40 millones de euros, convirtiéndose en el impuesto propio más importante de la Generalitat. El impuesto se calculará tomando como base las emisiones de dióxido de carbono homologadas en el coche, que aparecen recogidas en su ficha técnica.

Las emisiones de los coches habrán sido calculadas en algunos casos según el ciclo NEDC de homologación, y en el caso de los coches más modernos, según el WLTP. Esto genera disparidades entre los gravámenes, a causa de la menor "benevolencia" del ciclo WLTP - o su mayor fidelidad con la realidad, mejor dicho. Los coches más antiguos, anteriores al NEDC, tampoco se libran: con la ayuda del Barcelona Supercomputing Center y teniendo en cuenta cilindrada, mecánica y peso del coche, se han estimado las emisiones de dióxido de carbono de estos coches.

Este impuesto favorece a los coches diésel, cuyas emisiones homologadas son inferiores a las de los gasolina.

Como ocurre con el Impuesto de Matriculación, el impuesto a las emisiones de dióxido de carbono está organizado por tramos. En 2020, no lo pagarán los vehículos que hayan homologado unas emisiones inferiores a los 120 g/km, cifra que se reducirá a 95 g/km a partir del año 2021. En 2020 habrá coches que no pagarán el impuesto, pero sí lo pagarán en 2021. La Generalitat estima que unos 3,6 millones de vehículos estarán sujetos a gravamen. Es un impuesto de carácter progresivo, no lineal. Por tanto, a mayores emisiones, mayor importe a pagar.

Mercedes Benz Cars Technology And Emission Strategy Mercedes Benz Cars Technology And Emission Strategy

¿Cuánto tendrás que pagar?

En 2020 los importes anuales quedarán configurados de tal manera.

Menos de 120 g/km: exento
Entre 120 g/km y 140 g/km: entre 0 y 11 euros
Entre 140 g/km y 170 g/km: entre 11 y 32 euros
Más de 170 g/km: de 32 euros en adelante

Para 2021, el impuesto es mucho más elevado.

Menos de 95 g/km: exento
Entre 95 g/km y 120 g/km: entre 0 y 7 euros
Entre 120 g/km y 140 g/km: entre 7 y 34,5 euros
Entre 140 g/km y 170 g/km: entre 34,5 y 66,5 euros
Más de 170 g/km: de 66,5 euros en adelante

El impuesto ha sido aprobado por el Tribunal Constitucional, pese a haber sido recurrido por algunos partidos.

El último tramo es especialmente severo. Poniendo como ejemplo un coche que emite 218 g/km de dióxido de carbono, pagará 76,60 euros en 2020 y 128,77 euros en 2021. Los primeros recibos serán recibidos por los contribuyentes entre el 1 y el 20 de noviembre de 2020, con cargo al ejercicio de 2019.

Fuente: La Vanguardia | CCMA.cat

Lee a continuación: El diésel está tocado, pero ni mucho menos hundido: balance de 2019

Ver todos los comentarios 0