Del AK-47 al coche eléctrico: así es el Kalashnikov CV-1, un “Tesla” al más puro estilo ruso

 |  @ClaveroD  | 

Serán muy pocos los que no conozcan al fabricante ruso Kalashnikov y su modelo estrella AK-47, aún así este fabricante se dedica a muchos otros menesteres más allá del armamento, haciéndonos hoy eco de su particular visión del vehículo eléctrico denominado Kalashnikov CV-1. Se trata de un coche eléctrico al más puro estilo ruso, empleando la última tecnología de propulsión, pero luciendo una estética basada en el IZh 2125 “Kombi” que le permite pasar por cualquier vehículo fabricado en la época comunista. Así es el Tesla Model 3 al estilo ruso.

Si en EE.UU. triunfa Tesla con su visión del coche eléctrico, por qué en Rusia no habría de suceder los mismo con Kalashnikov y su modelo Kalashnikov CV-1. Así es cómo lo plantean desde el fabricante que no duda en alabar la dualidad de este coche eléctrico al combinar la tecnología de propulsión eléctrica con su marcado diseño retro, aunque eso sí, desde Kalashnikov señalan que la versión de producción del CV-1 lucirá un diseño completamente diferente al tratarse el actual de un simple recurso para labores de demostración. Desde Kalashnikov no dudan en señalar a Tesla como fabricante a batir, pues lo entienden como un claro caso de éxito en movilidad eléctrica

El Kalashnikov CV-1 está pensado por y para ser un coche eléctrico contando con un motor eléctrico capaz de desarrollar 295 CV que le permite una aceleración de 0 a 100 Km/h en 6 segundos. Se ha integrado una batería con capacidad de nada menos que 90 kWh, una capacidad a la altura de los eléctricos más capaces del mercado, aunque con ella el CV-1 sólo consigue declarar 350 kilómetros de autonomía. Sin haberse comunicado el protocolo de medición de consumo, la cifra final de autonomía se nos antoja escasa para la capacidad de la batería pues aunque las comparaciones son odiosas un Tesla Model 3 con batería de 50 kWh ya alcanza los 350 kilómetros.

Como conclusión tras este proyecto de coche eléctrico realizado por el archiconocido fabricante Kalashnikov, lo que sí podemos tener por seguro es que en Rusia también se han subido al carro del coche eléctrico y parece que a no mucho tardar descubriremos coches eléctricos capaces de competir con modelos de Tesla y similares. Salvando las distancias, sólo hace falta ver la nueva y ostentosa limusina Aurus Senat del presidente Putin para darse cuenta de que si se lo proponen, en Rusia también puedan presumir de coches.

Lee a continuación: Audi PB18 e-tron Concept: el futuro del superdeportivo es eléctrico, tiene 764 CV y ADN de Le Mans

Ver todos los comentarios 0