CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Kia

8 MIN

Kia Rio 2021: un coche cómodo para todo, a prueba

Elena Sanz Bartolomé | 27 Ene 2021

Muchas veces, a la hora de elegir el coche que vamos a usar para movernos, impera la razón por encima del corazón. Y es que si nuestro hábitat natural es la ciudad lo pasaremos mal con un vehículo de grandes dimensiones. En este caso hay que hacer una apuesta racional y ahí Kia tiene una mano ganadora con el Kia Rio. ¿Por qué? Porque hemos comprobado en esta prueba que el Kia Rio es un coche cómodo para todo.

Cada vez son más los coches urbanos capacitados para superar los límites de la ciudad sin que esto se convierta en una aventura para los conductores más atrevidos. Hoy en día, el nivel de confort, la habitabilidad y los sistemas de seguridad te permiten emprender viajes en toda regla por muy urbanita que sea tu vehículo. Eso sí, tendrás que controlar tu nivel de equipaje: no en vano, en el caso del Kia Rio tenemos a nuestra disposición 325 litros… que dan para lo que dan, aunque destaca su suelo de carga plano y modulable en dos niveles.

No obstante, este es un hándicap completamente superable en un modelo multiusos como el urbano de Kia: te ofrece mucho a cambio de un precio asequible para una gran mayoría de bolsillos. La versión de acceso (1.2 DPi) parte de 16.625 euros (11.250 euros con descuento), mientras que las mild hybrid (1.0 T-GDi MHEV) son algo más caras: 18.200 euros (13.300 con la oferta) el motor de 100 CV y 21.100 euros (16.200 con la promoción) el que entrega 120 CV.

Puestos en contexto es momento de explorar el coche con el que los coreanos pretenden conquistar las ciudades de medio mundo. El Kia Rio es la primera novedad de la nueva era de la marca y lo es gracias a las actualizaciones que ha recibido. Si empezamos por el exterior, las novedades son sutiles pero notables.

22
FOTOS
VER TODASVER TODAS

El diseño exterior

El Kia Rio 2021 estrena un frontal en el que se mantiene la famosa parrilla ‘tiger nose’, aunque ahora es más estrecha mientras el paragolpes (más contundente) ha sido rediseñado. Las luces antiniebla cambian de lugar y la configuración de los faros LED es de nuevo cuño y tienen más personalidad. A esto hay que añadir la llegada de llantas de aleación de ocho radios, que serán de serie y estarán disponibles en diferentes medidas en función de la versión: 15, 16 o 17 pulgadas.

Y hablando de versiones no podemos pasar por alto las opciones de equipamiento del Kia Rio: ofrece tres niveles de acabados (Concept, Drive y GT-Line) que, a su vez, se pueden completar con otros tantos packs (Style, Sport y Premium).

En el habitáculo los cambios son más obvios y llamativos mostrando que la marca coreana ha trabajado, de forma especial, la percepción de calidades, el confort y la dotación tecnológica. En este sentido, el panel de instrumentos digital Supervision es el que llevan modelos de gamas superiores de la marca y la pantalla táctil de ocho pulgadas, que se puede configurar como pantalla partida, alberga el sistema UVO Connect.

En cuanto al espacio al que hacíamos referencia antes, Kia ha sabido aprovechar cada milímetro del interior del Rio para ofrecer a sus clientes cinco plazas bien aprovechadas, con respaldos abatibles 60:40. Eso sí, si tienes pensado viajar con él te aconsejamos que establezcas en cuatro el número máximo de pasajeros pensando en la comodidad de aquellos que ocupen las plazas traseras.

Ayudas a la conducción

Sin dejar de lado la tecnología nos centramos ahora en el menú de ayudas  que nos encontramos en el nuevo Kia Rio. Gracias a Kia Live, el urbano es, ahora, capaz de informarnos en tiempo real sobre el tráfico, el aparcamiento, puntos de interés o la navegación a pie de la última milla. A esto hay que añadir las previsiones meteorológicas, las gasolineras (con precios incluidos), alertas como la que nos avisa si hemos dejado el coche abierto o no hemos cerrado correctamente alguna puerta o la opción de conectar dos dispositivos Bluetooth al mismo tiempo.

En el capítulo de seguridad, el Kia Rio 2021 puede estar equipado con control de crucero adaptativo, alerta de tráfico cruzado posterior (muy útil en entornos urbanos), asistente de frenada de emergencia con detección de peatones, ciclistas y otros vehículos, de ángulo muerto, de mantenimiento de carril, de marcha atrás, detector de fatiga o iluminación activa en los giros

Los motores del Kia Rio 2021

Llegamos, sin duda, a una de las grandes novedades de la actualización del Kia Rio: el urbano surcoreano seguirá ofreciendo una versión de acceso con un motor de cuatro cilindros 1.2 DPI de 84 CV y 117,7 Nm que va de la mano de una caja manual de cinco velocidades. No obstante, no ignora el escenario actual de las ciudades y por ello se ha electrificado.

El Kia Rio 2021 cuenta con un propulsor EcoDynamics+ de hibridación ligera (MHEV), que combina el nuevo bloque de gasolina 1.0 T-GDi Smarstream de tres cilindros que ofrece dos niveles de potencia, 100 o 120 CV, con un sistema eléctrico de 48 V.

La pareja de baile del primero es una nueva caja de cambios manual inteligente (iMT) de seis velocidades, que controla el embrague de forma electrónica y, por lo tanto, es más precisa que la mecánica. Además, la versión más potente también puede equipar una caja automática de doble embrague (DCT) con siete relaciones.

La llegada de la opción electrificada permite que el Kia Rio mejore su respuesta a bajas revoluciones y reduzca sus niveles de emisiones, pero también su consumo. Algo a lo que contribuye el mejorado sistema de parada y arranque automático del motor. Y, por último, no podemos olvidar la pegatina ECO de la DGT que luce en su parabrisas delantero y que elimina las restricciones de movilidad de muchas ciudades.

Así se comporta el Kia Rio

Tras esta primera toma de contacto estática, llega el momento de pasar a la acción con un Kia Rio GT Line 1.0 de 100 CV mild hybrid con caja manual de seis velocidades y con el Pack Premium. A sus mandos hemos recorrido el trayecto diseñado por Kia: 98 kilómetros que transcurría por Madrid como por algunas carreteras y autopistas que rodean a la capital.

Cuando estás al volante del Kia Rio 2021 hay algo de lo que te das cuenta rápidamente: tiene un chasis muy sensato y gracias a ello es muy sencillo conducirlo, algo a lo que ayuda la enorme lista de sistemas de seguridad añadidos que han llegado de la mano de esta actualización. Tenemos entre manos un urbano cuyas reacciones son tan nobles como previsibles.

El motor es discreto y tiene disponibles tres modos de conducción (Eco, Normal y Sport) que puedo activar a través de un botón situado en la consola y que afectan a la respuesta del acelerador, la dirección y al cambio. Esa discreción no le impide entregar su potencia con más alegría y energía de la que esperas un bloque como el del Kia Rio. El funcionamiento de los cambios es correcto y su entrega de potencia me parece suficiente a 1.500 rpm. Eso sí, da lo mejor sí a partir de 3.000 y en la parte alta es el único lugar pierde algo de esa energía.

Destaca la buena insonorización del habitáculo: el sonido del motor no se deja sentir y apenas transmite vibraciones al interior. La dirección es, en este nuevo Kia Rio, más directa. O lo que es lo mismo: transmite mis intenciones de forma sincera, sin artificios aunque podría ser un poquito más comunicativa. El desempeño de los frenos es correcto, sobre todo en el tramo urbano donde son más necesarios, y la suspensión tiene un comportamiento convincente que desvela que Kia prioriza el confort de los pasajeros.

Y si pensabais que el Kia Rio sólo podía sorprenderos en la ciudad, el tramo de autovía que hemos recorrido con él llega para demostrarnos lo contrario. Este urbano te permite ir rápido (respetando siempre los límites) con soltura y seguridad; es más, te invita a jugar con el modo Sport sin relajar el pie del acelerador para sacar todo el jugo a su par motor (172 Nm). Y algo a destacar: su acondicionamiento evita el cansancio.

Como veis, reafirmamos nuestra definición del Kia Rio 2021 como un coche multiusos con el que es posible entenderse bien desde el principio. Se conduce bien en cualquier territorio, ciudad o carretera, demostrando que ha tomado las decisiones correctas en cuanto a conducción, tecnología y habitabilidad. La guinda del pastel de esta interesante opción la pone, cómo no, una buena relación calidad-precio y su ya conocida garantía de siete años.