Advertisement

Los coches compartidos urbanos salen de la ciudad: Wible llega a Alcobendas y Zity al aeropuerto

 |  @davidvillarreal  | 

En los últimos años, los coches compartidos de empresas como Car2go, Emov, Zity y, más recientemente, Wible, se han convertido en la estampa habitual de las calles de Madrid. Estos vehículos se han convertido en una solución de movilidad muy práctica, de emisiones nulas, o reducidas – Wible emplea vehículos Kia Niro híbridos enchufables – que resuelven ciertos problemas. Empresas como car2go acercaron el servicio de alquiler por horas que ya prestaban empresas como Respiro a la calle, ofreciendo la agilidad que requieren trayectos más cortos, y la comodidad de recoger el vehículo y aparcarlo en cualquier calle, siempre y cuando fuera dentro de una zona bien delimitada. Tras los smart de Car2go, llegaron los Citroën C-Zero de Emov, y los Renault Zoe de Zity, se ampliaron las zonas de aparcamiento y más tarde llegó Wible, con coches de gran autonomía, por ser híbridos enchufables, y un radio de acción realmente amplio.

Los coches compartidos de Wible en Alcobendas

Wible anunciaba en las últimas semanas un nuevo hito. Sus vehículos ya pueden recogerse y aparcarse en Alcobendas, en un área que incluye toda la zona en la que están instaladas muchas empresas, con la idea de prestar servicio a los trabajadores que sobre todo se desplazan entre Alcobendas y Madrid. Wible también contará con una base, en la que se pueden aparcar y recoger los coches, en el centro de Alcobendas y, desde hace poco, otra en Campo de las Naciones.

Desde hace tiempo, Wible también cuenta con bases en las que se pueden aparcar y recoger coches en Pozuelo de Alarcón y Villaverde.

Wible ofrece una solución que, por la naturaleza del coche híbrido enchufable Kia Niro, facilita su uso en un radio de acción más amplio que el de los eléctricos de car2go, Emov y Zity

La idea de la expansión a Alcobendas, Campo de las Naciones y a las bases de Pozuelo de Alarcón y Villaverde es la de facilitar que los conductores del Norte, el Este, el Oeste, y el Sur de la capital, respectivamente, puedan intercambiar su coche, y acceder en coche compartido a Madrid, o incluso combinar el coche compartido con otros transportes, como el autobús, el tren, y el metro, para facilitar sus desplazamientos.

Estos días, Wible también nos mostraba el funcionamiento de su base en Villaverde. Esta base no solo facilita, con un parking, que dejemos nuestro coche aparcado para utilizar un vehículo de Wible, y regresemos en un vehículo de Wible para recoger nuestro coche. La base de Villaverde cuenta con unas instalaciones en las que los coches se limpian, se revisan, y se reparan. Todos los coches serían revisados en profundidad como mínimo una vez a la semana, y generalmente en horario nocturno, aprovechando que son las horas en las que menos se utilizan, para no penalizar su disponibilidad.

En el futuro, se espera que sigan proliferando empresas de coche compartido como las que ya conocemos, y que sigan escalando. Los responsables de Wible aseguran que hay sitio para todos y que, en su caso, ofrecen un servicio añadido, con el que competir con otras compañías. Estos días, emov y Zity se unían, por ejemplo, para presentar un estudio sobre movilidad. Wible seguirá expandiendo su área de actuación, y con la llegada de nuevos modelos eléctricos de KIA – socia de Wible – se espera que estos acaben también en la flota.

Los coches compartidos de Zity en el aeropuerto

Solo quedaba que estas compañías añadieran algo que seguro muchos llevan tiempo esperando, la posibilidad de aparcar y recoger el coche en el aeropuerto y en otras zonas de la ciudad, como centros comerciales, y espacios deportivos. De ahí que la noticia de estos días sea, sin duda, que Zity ha extendido su radio de acción hasta el aeropuerto, donde ahora podremos también aparcar y recoger sus coches.

Anteriormente, Zity ya había ofrecido una solución para utilizar sus coches compartidos en el aeropuerto, la de emplear un servicio de aparcacoches asociado. A partir de ahora, Zity contará con una zona de aparcamiento establecido en el parking de las terminales T1 (planta 1 del aparcamiento en superficie, no el Express) y T4 (módulo D, planta 4) del aeropuerto de Madrid Barajas, donde se podrán aparcar sus coches – con un recargo de 9 euros al finalizar el alquiler – y también recogerlos al regreso de su viaje – sin recargo. El pago del aparcamiento ya cuenta con un proceso automatizado, basado en un sistema de telepeaje Vía T.

Lee a continuación: Así funciona el coche bajo suscripción en una marca de gama alta y cómo dejaremos de comprar coches, para utilizarlos como servicio

Ver todos los comentarios 0
Advertisement