La sorpresa de Lotus no era un SUV, es el hiperdeportivo eléctrico que ni Ferrari ni McLaren han creado aún. Foto 1 de 1.