CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Deportivos

3 MIN

Los deportivos también son para el mar: este se conduce (literalmente) como una moto de agua

Elena Sanz Bartolomé | 11 Jul 2021
Moto Acuatica Coche Deportivo 01
Moto Acuatica Coche Deportivo 01

Existe una creencia generalizada sobre la mejor época para disfrutar de un coche descapotable: el verano. Nada más lejos de la realidad. Por experiencia he comprobado que el momento en el que más se saca partido a este tipo de coche es con las temperaturas templadas de la primavera o el otoño e, incluso, en las soleadas mañanas de invierno. Aunque este es otro tema. Hoy vengo a contradecirme con un ¿vehículo? sin techo perfecto para el verano: un coche que se conduce, literalmente, como una moto de agua.

El híbrido a medio camino entre vehículo y moto acuática llega desde Egipto. Allí es donde tres amigos y emprendedores del mundo de los automóviles acuáticos han desarrollado un coche que es capaz de navegar sobre el agua. Eso sí, no soñéis con una trasformación digna de la mejor película de ciencia ficción para pasar del mar a la arena y de ahí a la carretera. No es apto para circular sobre el asfalto porque está diseñado únicamente para moverse en cualquier medio acuático.

A 70 km/h

A pesar de ello, su carrocería, digna de un modelo deportivo, nos ofrece la posibilidad de practicar una conducción de los más prestacional sobre las aguas. Algo que es posible debido, precisamente, a ese aspecto: al ser más ancho que una moto acuática convencional proporciona una mayor estabilidad a la hora de maniobrar a altas velocidades.

Y es que aunque su apariencia nos invita a pensar a que estamos ante un descapotable acuático, lo cierto es que su interior revela otra cosa bien diferente: estamos ante una moto de agua… muy bien camuflada. Su motor, de origen japonés, permite alcanzar una velocidad máxima de 70 kilómetros por hora. Es la única nota exótica de este coche-moto ya que el resto de componentes son de origen egipcio.

Biplaza y bien equipado

Por ahora, todas las unidades que han fabricado son biplaza aunque están estudiando la manera de aumentar esta capacidad para que estos vehículos puedan albergar hasta cuatro personas. A esto hay que añadir un correcto equipamiento teniendo en cuenta que se trata de una moto acuática camuflada bajo una carrocería de deportivo: cuenta, por seguridad, con un sistema de localización por GPS, una pantalla multimedia además de altavoces con Bluetooth y sonido envolvente.

Son doce unidades las que ya surcan los mares, pero, según sus creadores, serán más puesto que la lista de pedidos es notable. Son completamente personalizables en función de los gustos de cada conductor y por esta razón, la horquilla de precios oscila entre los 16.000 y los 37.500 euros.

Fuente: Youtube - TRT World Now