Si expones tus infracciones en redes sociales, puedes ser identificado y sancionado

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 
Audi A3 Sportback Prototype Covered Drive

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil no solo está en las carreteras. En Diariomotor solemos hablar de los radares móviles, de las sanciones por exceso de velocidad o de los helicópteros Pegasus, pero su alcance llega más allá. Es lo que han sufrido en sus propias carnes un grupo de motoristas, cuyas infracciones fueron subidas por uno de los "pilotos" a las redes sociales. Como parte de un operativo llamado "Operación Mataburros" la Guardia Civil ha ejecutado sanciones por valor de más de 14.000 euros, y ha retirado 132 puntos de carnet.

Estas cifras son combinadas entre todos los "participantes" en el vídeo que recoge la Guardia Civil en su cuenta de Twitter. El mismo tweet afirma que se han atribuido dos delitos contra la seguridad vial y 39 sanciones al grupo de moteros.

Todo comenzó a causa del vídeo publicado por uno de ellos en redes sociales. En el clip de poco más de un minuto se puede ver la retahíla de infracciones en movimiento. No solo se han excedido de forma muy amplia los límites de velocidad de la vía y se ha circulado por el carril contrario sin necesidad de hacerlo. Además, varios moteros adelantan a un vehículo en una zona con línea continua, y se adelantan entre sí en circunstancias similares. No se llega a ver, pero al final del vídeo, la velocidad que alcanza la Honda que graba el vídeo es claramente muy elevada.

Nunca es una buena idea portarse mal en la vía pública. Al final acaban pagando los justos por los pecadores.

En definitiva, este vídeo nos deja claro que el alcance de las autoridades no solo es físico, si no que también llega al mundo digital. Publicar un vídeo de tus "fechorías" en internet es una buena forma de caer con todo el equipo, incluso ocultando las matrículas de los vehículos que en él aparecen. La solución, dicho sea de paso, no es no publicar los vídeos, es comportarse de forma civilizada y disfrutar de las motos y los coches con cabeza - y sin poner a nadie en peligro. Si se quiere correr de verdad, siempre existen los circuitos y los trackdays.

Lee a continuación: La DGT quiere evitar que te chives de los controles de alcohol y radares, ¿pero cómo?

Ver todos los comentarios 0