CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Opel

3 MIN

El Opel Astra GSe más potente jamás conocido es el elegido para abrir la veda de la nueva deportividad electrificada

Elena Sanz Bartolomé | 29 Sept 2022
Opel Astra Gse  00
Opel Astra Gse  00

Hace unas semanas, Opel anunció el regreso de las siglas GSe (Grand Sport Electric): una vuelta que, ahora, albergará modelos electrificados orientados al rendimiento. O lo que es lo mismo: modelos híbridos, enchufables y eléctricos con enfoque deportivo. Los primeros vehículos que llevan esta insignia ya han sido presentados: el Opel Astra GSe y el Opel Astra Sports Tourer GSe son los encargados de abrir la veda.

El punto de partida del nuevo Opel Astra GSe es el modelo actual en el que, con un simple vistazo, es posible reconocer los rasgos propios GSe. No sólo nos encontramos con un frontal específico, también con un paragolpes delantero de nuevo cuño y unas nuevas llantas de aleación ligera de 18 pulgadas con un diseño inspirado en el Opel Manta GSe ElektroMOD. El logo del portón trasero nos recuerda que estamos ante un modelo GSe.

12
FOTOS

Las rasgos de identidad del Opel Astra GSe siguen en el interior, donde Opel ha diseñado una configuración exclusiva para el salpicadero. El conductor y sus acompañantes se acomodarán en unos asientos deportivos con certificación AGR y revestidos en Alcantara.

El Opel Astra más potente

El Opel Astra GSe puede presumir de ser el Opel Astra más potente de la historia, al menos de momento. Ambas versiones están impulsadas por un esquema híbrido enchufable sobre el que la marca apenas ha dado detalles: sólo ha concretado que tendrá una potencia de 225 CV y un par máximo de 360 Nm. Estaríamos hablando de 45 CV más que la versión actual más potente del compacto alemán, que también es un hibrido enchufable aunque con 180 CV.

Una puesta a punto específica

Potencia aparte, Opel ha desarrollado una puesta a punto concreta para el Opel Astra GSe y lo ha hecho reduciendo la altura libre al suelo en 10 milímetros para ofrecer una mayor estabilidad en las curvas y en las frenadas.

A esto hay que sumar una configuración exclusiva para el ESP (su umbral de activación se ha retrasado) y una dirección más deportiva y unos amortiguadores (delanteros y traseros) con tecnología KONI FSD (Frequency Selective Damping), que permite una diferente respuesta a altas frecuencias (control de la suspensión) frente a bajas frecuencias (control de la carrocería).

Con esta apuesta, Opel busca mezclar ingredientes como rendimiento, comodidad de conducción, confort de marcha y eficiencia para lograr que el Opel Astra GSe sea un coche más ágil y más preciso que el modelo estándar. Los veremos en la carretera a partir de 2023.

12
FOTOS

Vídeo destacado del Opel Astra