¿Contamina más un patinete eléctrico que ir en autobús?

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 
Audi Combines E Scooter With Skateboard

La persecución contra los patinetes eléctricos no se detiene. De un tiempo a esta parte, los patinetes eléctricos se han convertido en el principal enemigo de muchos. Entre las principales causas esgrimidas por sus detractores, los inconvenientes que pueden generar para peatones y conductores en las grandes ciudades, donde las calles han sido tomadas por este tipo de vehículos de movilidad personal. El último ataque contra ellos asegura que los patinetes eléctricos son más contaminantes que viajar en autobús. Ahora bien, ¿estamos ante una nueva noticia falsa, o una exageración? ¿O realmente tiene sentido preocuparse por lo que contaminan los patinetes eléctricos?

Los patinetes eléctricos no emiten contaminantes

Primera verdad irrefutable: los patinetes eléctricos no emiten ningún gas contaminante. Esto resulta crucial en muchas ciudades, a tenor de los elevados niveles de contaminantes que están obligando a muchas ciudades a tomar medidas, a menudo impopulares, para tratar de evitar los episodios de alta contaminación. Utilizar un patinete eléctrico para desplazarse por la ciudad, en vez de un coche, o un autobús, con motor de combustión interna, siempre será beneficioso para la ciudad.

Es cierto que los patinetes eléctricos requieren energía para recargar sus baterías. Y que esa energía podría, en parte, provenir de fuentes no renovables que generen CO2. Aún así, el estudio que nos ocupa considera despreciable la contaminación generada por las recargas de patinetes eléctricos. Y es ahí precisamente donde vamos al quid de la cuestión y al problema que sí debería llevarnos a la reflexión, el de la corta vida útil de los patinetes eléctricos compartidos, de alquiler.

Los patinetes eléctricos no emiten contaminantes, y la contaminación resultante por la obtención de la energía que requieren para las recargas es despreciable

Seat Patinetes Electricos Alquiler Madrid 11

El negocio de los patinetes eléctricos de alquiler

A pesar de que la mayoría de los titulares no hacen distinción en este punto, el estudio de la Universidad de Carolina del Norte que ha llegado a esta conclusión se centra única y exclusivamente en los patinetes eléctricos compartidos, y no en los patinetes privados, que cada vez más urbanitas utilizan en sus desplazamientos.

El estudio ha concluido que el mayor impacto de los patinetes eléctricos compartidos está, primero, en la contaminación generada en el proceso de fabricación y transporte (50% del impacto) y los procesos de recarga diaria (43%) que se requieren para prestar el servicio.

El problema de estos patinetes eléctricos no reside, obviamente, en su concepción como vehículo de movilidad personal, sino en el hecho de que el vandalismo, el mal uso, y los robos, hagan que la duración de estos patinetes se reduzca a unas semanas, y no años, que debería ser la vida útil de un patinete. Por otro lado, debemos considerar el proceso por el cual cada día los patinetes eléctricos son recogidos de las calles, para ser recargados, en vehículos que no suelen ser eléctricos, y que por lo tanto contaminan, para ser repartidos de nuevo al día siguiente por las calles y tener suficiente batería para prestar servicio. En cualquier caso, las compañías que prestan este tipo de servicios ha criticado el rigor del estudio para valorar el impacto de sus vehículos, considerando que los datos en los que se basa el estudio, como la rotación por vandalismo, no son correctos.

Patinete Electrico 01

El patinete eléctrico no es el problema, el problema está en los patinetes eléctricos de alquiler o, mejor dicho, en el modelo de patinete eléctrico de alquiler que está proliferando también en las ciudades españolas. Este negocio puede resultar rentable para las compañías que prestan el servicio, a pesar del vandalismo. Pero es evidente que no puede erigirse como una alternativa ecológica si no se reduce su impacto medioambiental, evitando el vandalismo (lo cual no siempre depende de la compañía, sino de los vándalos) y buscando una metodología de recarga más eficiente (que sí está en manos de los alquiladores de patinetes eléctricos).

Tan importante como eso, que sigamos reflexionando acerca de la regulación del uso del espacio público y poner en una balanza el beneficio prestado por estos vehículos, frente a los inconvenientes generados a los ciudadanos.

Lee a continuación: El bulo del carné para patinetes eléctricos y bicicletas continúa

Ver todos los comentarios 2
  • Borx

    Lo único que esta claro es que a la energía solar le ponemos un impuesto, al cigarrillo electrónico nos lo cargamos pq los "expertos dicen que tb es malo para la salud y ahora el patinete eléctrico molesta. Que raro que cuando llega algo bueno para el planeta y malo para las las empresas de todos la vida se hace que tb sea malo.

    • NoName

      Más razón que un santo.