El Pentágono desarrolla un arma que inmoviliza coches mediante microondas (vídeo)

 |  @davidvillarreal  | 

Los coches son un símbolo del progreso de las sociedades avanzadas, vehículos que difícilmente seríamos capaces de reemplazar en nuestras vidas. Pero los coches también, y por desgracia, se han convertido en una preocupación para los cuerpos de seguridad, y no solo para los países occidentales, ante la amenaza de ataques dirigidos por grupos insurgentes y terroristas. Tristemente ya hemos visto cómo un automóvil, o vehículos de transporte pesado, se pueden convertir en un arma letal, tras ataques terroristas como los de Barcelona, Niza y Toronto, el mes pasado. De ahí que el Pentágono haya desarrollado un arma que inmoviliza coches mediante microondas, una solución rápida y, a juzgar por este vídeo, efectiva, que permite detener un vehículo sin emplear una fuerza letal.

Un microondas para inmovilizar coches

El Departamento de Defensa de los Estados Unidos ha estado probando diferentes sistemas basados en microondas de alta intensidad, en generadores de ondas electromagnéticas en el espectro de banda de las radiofrecuencias, con los que podrían inmovilizar un vehículo a decenas de metros de distancia. El vehículo sería inmovilizado sin destruirlo, y sin herir al conductor, a sus pasajeros, o a cualquiera que se encontrará próximo a este.

Según Defense One, el Pentágono estaría trabajando en dos dispositivos diferentes. Por un lado, un emisor de radiofrecuencias para interceptar coches a una distancia de hasta 50 metros, lo suficientemente compacto como para instalarse en la “bañera” de un pick-up. El segundo, y de mayor tamaño, un emisor estático con un alcance de hasta 100 metros que estaría pensado para defender infraestructuras, por ejemplo embajadas, y edificios gubernamentales.

El Pentágono trabaja en diferentes sistemas de radiofrecuencias capaces de detener coches, que supongan alguna amenaza, sin emplear una fuerza letal

¿Cómo funciona este inmovilizador de coches?

Ambos dispositivos, tanto el pensado para su posicionamiento estático, como el portátil, se basan en emisores de radiofrecuencia que son capaces de alcanzar a aquellos coches que supongan una amenaza e inmovilizarlos. Y no solo coches. El sistema sería eficaz en otro tipo de vehículos que cuenten con motores supervisados por sistemas electrónicos, como embarcaciones.

Las radiofrecuencias emitidas serían capaces de alterar el funcionamiento de la centralita del coche que, simplificándolo mucho, se reiniciaría una y otra vez, haciendo que el motor se detenga.

La preocupación por el empleo de vehículos en ataques terroristas, lejos de mitigarse, va en aumento. Instituciones como el Pentágono llevan años analizando, ya no solo los riesgos actuales, sino también los riesgos que plantearán los coches modernos, completamente conectados, e incluso autónomos, que ya no solo implican el uso intencionado de un coche como arma por parte de conductor, sino también nuevos campos de batalla, como el de los ataques informáticos, y la ciberseguridad.

Lee a continuación: Aquellos coches indestructibles: los efectos de ¡700.000 Km! en el motor de un Skoda Octavia TDI (+vídeo)

Ver todos los comentarios 2
  • Internecio

    Y que direccionalidad tiene? Es decir, se apunta por ejemplo con un puntero láser y detiene ESE vehículo, o detiene todo lo que tiene delante? Si ataca la centralita de los coches, atacará mas cosas como tal vez un movil, o un marcapasos? Los coches antiguos, sin centralita muy extendidos en EEUU, son inmunes?

    Mas preguntas que respuestas. Y por cierto, el video es bastante… De andar por casa.

  • Leonmafioso

    Fácil, modificar el sistema de encendido y en lugar de usar sistemas electrónicos un simple platino, y un carburador.