CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Industria

3 MIN

España quiere que tu próximo coche lleve chips Made in Spain y así pretende conseguirlo

David Clavero | @ClaveroD 13 Dic 2022
Inicio Produccion Cupra Formentor Martorell 05
Inicio Produccion Cupra Formentor Martorell 05

El Gobierno de España se ha propuesto levantar en España fábricas de semiconductores como solución a los problemas de suministro actuales, y aunque el primer intento para hacer realidad esta idea no ha tenido éxito, el nuevo cambio de estrategia podría conseguir un mucho mejor resultado. Y es que tu próximo coche necesitará chips, no tan avanzados como los de tu teléfono móvil, y esos sí que podrían ser fabricados en España.

Haciendo uso de los fondos de recuperación europeos, el Gobierno de Pedro Sánchez se lanzó a un ambicioso plan de captación de fabricantes de semiconductores para conseguir levantar fábricas en España. Este plan con 12.250 millones de euros de presupuesto, tenía como objetivo producir en nuestro territorio semiconductores de 5 nanómetros, o lo que es lo mismo, la última y más moderna generación de este tipo de microchips. El problema es que esta batalla por la captación de gigantes de este sector como son TSMC o Intel, ha terminado con anuncios de nuevas plantas, pero en países como Estados Unidos o Alemania.

La fabricación de coches no necesita del último grito en chips y eso es una oportunidad para España

Ante esta escasez de interés, Pedro Sánchez ha anunciado hoy un cambio de estrategia con respecto al PERTE de microelectrónica y semiconductores, poniendo ahora el foco en otro de tipo semiconductores que necesitarían de menor inversión para la puesta en marcha de fábricas, pero que aún así cuentan con una elevada demanda por parte de industrias como la automovilística. Estos microchips se fabricarían en tamaños de 10 a 24 nanómetros, siendo por lo tanto menos potentes y eficientes, pero aún así muy necesarios para todos los sistemas electrónicos que no necesitan del último grito en semiconductores.

Europa se ha propuesto alcanzar un 20% de la cuota de fabricación mundial de microchips antes de 2030, y ahí España pretende ser uno de los principales fabricantes para conseguirlo. Teniendo en cuenta los problemas de suministro que sufre la industria automovilística europea por culpa de la dependencia de China, el cambio de estrategia del PERTE para fabricar microchips menos capaces y más asequibles cobra todo el sentido, especialmente si tenemos en cuenta que España es el segundo mayor fabricante de coches europeo.

Tras conseguir un acuerdo con Cisco Systems para el establecimiento de un centro de diseño de microchips en Barcelona, el próximo gran reto del Gobierno de España es atraer a uno de los gigantes en la producción de estos componentes. Samsung Electronics es a día de hoy el candidato más probable para levantar una fábrica, existiendo conversaciones en marcha y confirmándose negociaciones para su desembarco en nuestro país, sin embargo en Europa son varios los países que aspiran a conseguir este acuerdo de fabricación y no será hasta al menos 2023 cuando se anuncie la localización de esta planta.

Fuente: AutomotiveNews