El Pininfarina Battista tiene 1.900 CV y es el coche de producción más potente del mundo. Foto 8 de 21.