¿Por qué estará prohibido aparcar hoy en Madrid y aún podría haber más restricciones de tráfico en los próximos días?

 |  @davidvillarreal  | 

La contaminación vuelve a estar en boca de todos en Madrid. Ya ha pasado prácticamente un año desde que la capital española tuviera que enfrentarse a diferentes episodios de alta contaminación que nos llevaron a importantes restricciones al tráfico. Los que conduzcáis habitualmente por Madrid ya os percataríais de que en los últimos días se recomendaba reducir la velocidad en la M30 y en las vías de acceso. Posteriormente, el domingo de madrugada se anunciaba la reducción obligatoria del límite de velocidad de 90 a 70 km/h en esas mismas carreteras. Y ayer por la tarde se confirmaba que hoy estaría prohibido aparcar en el interior de la M30, en la zona regulada por parquímetros del S.E.R., salvo para aquellos con tarjeta de residente. ¿A qué se deben estas restricciones del tráfico? ¿Habrá más restricciones en los próximos días?

Los episodios de alta contaminación

La razón por la cual se establecen estos protocolos de contención del tráfico no es otra que la contaminación. La restricción del tráfico no es otra cosa que una medida de urgencia, que se lleva a cabo cuando se han alcanzado unos registros de contaminación ambiental muy elevados y es necesario tomar medidas drásticas para atenuarlos. La única solución para estos problemas llega de la mano de la prevención, es decir, resolviendo el problema de raíz. Para ello, no solo sería necesario apostar por vehículos menos contaminantes, por vehículos de “cero emisiones” y por limitar el tráfico de los vehículos más contaminantes (que probablemente sucederá en los próximos años), sino también por reconocer las emisiones que generan otras actividades humanas no relacionadas con el transporte, como la industria o, en el ámbito privado, los sistemas de calefacción.

Antes de llegar a una restricción como la impuesta estos días, se establecen otros protocolos de alerta a los conductores y los ciudadanos, en general, y recomendaciones como la de reducir la velocidad.

¿Qué problema de contaminación tenemos?

De nuevo, nuestro problema de contaminación tiene que ver con los famosos NOx y más concretamente con el NO2. El óxido de nitrógeno (NO) es un producto de la combustión, que a partir de otros procesos se oxida y se transforma en NO2 y NO3, de ahí que los englobemos generalmente en lo que denominamos como NOx. Se ha hablado mucho de estas emisiones a lo largo del último año, por los episodios de alta contaminación vividos en Madrid y por ser precisamente los que buscaba “maquillar” el Grupo Volkswagen con el truco del Defeat Device que se destapó con uno de los mayores escándalos de la industria en los últimos años. Los diésel, y especialmente los más antiguos que no están dotados con sistemas de captación y neutralización de NOx en el tratamiento de los gases de escape, son los más propensos a generar altas cantidades de NOx.

¿Cómo se decide que es necesario restringir el tráfico?

La decisión puede llegar por dos razones, o una combinación de ambas. La primera, que las concentración de NOx en el aire alcance cifras peligrosas. La segunda, que la concentración persista en unos registros altos durante un periodo prolongado. El aviso a los ciudadanos, y las alertas, comienzan cuando dos estaciones de una misma zona superan los 180 microgramos/m3 de NO2 durante dos horas consecutivas. Si la situación persiste durante días, si las concentraciones en esas estaciones aumentan o si el número de estaciones en el que la concentración ha alcanzado cifras que plantean un riesgo para la población, las restricciones siguen aumentando.

Este mismo año se revisó el protocolo de actuación para episodios de alta contaminación (que había sido aprobado en la anterior legislatura), para que las alarmas salten antes y las restricciones sean más severas. En la peor de las situaciones, el Ayuntamiento de Madrid podría restringir la circulación, incluso, del 100% de los automóviles en el interior de la M30. Aunque antes de llegar a esa situación nos encontraríamos con las restricción por paridad de matrícula.

¿Qué sucederá en los próximos días? ¿Habrá más restricciones?

Es difícil hacer predicciones con mucha antelación, en tanto la actuación que se llevará a cabo la marcan los registros de las estaciones de medición de emisiones repartidas por la capital, y la concentración de contaminantes en el aire aumenta a lo largo del día, alcanzando picos por la tarde y la noche. De ahí que las restricciones de tráfico se anuncien generalmente por la tarde o por la noche y que sea tan importante estar informados, por ejemplo suscribiéndose al servicio de avisos por SMS del Ayuntamiento de Madrid.

Al restringir el tráfico, se asume que la concentración de contaminantes debería atenuarse. El gran problema al que nos enfrentamos está en que, además del tráfico intenso de los últimos días, también ha existido una situación meteorológica que ha facilitado que los contaminantes se acumulen en el aire de Madrid y no se dispersen.

Si la situación anticiclónica de estos días persiste, es muy probable que en los próximos días tengamos que enfrentarnos a restricciones aún más severas, como la restricción del tráfico en función de que la matrícula sea par, o impar.

Lo que sí ha confirmado el Ayuntamiento de Madrid es que mañana, día 1 de noviembre, y día de regreso de aquellos que han viajado este fin de semana, no habrá restricciones para facilitar la “operación retorno” del puente.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Desmontando mitos: 10 falsas creencias sobre el tráfico que te pueden poner en peligro (y costar una multa)

  • may0013EREV

    Es rara esta restricción, porque después de las últimas lluvias se ha quedado Madrid bastante más limpio. Desde luego, mucho más limpio que antes de las lluvias

  • Siro

    Se llama revancha política, no había razón para esas restricciones. Las ponen cuando la gente trabaja y cuando es festivo las levantan… no tiene ni pies ni cabeza.