CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Economía

4 MIN

Aprovecha las ofertas y compra ese coche ahora: en 2023 será más caro (también) por culpa de los bancos

Elena Sanz Bartolomé | 14 Dic 2022
Comprar Coche Stock  02
Comprar Coche Stock  02

Cuando alguien quería comprar un coche nuevo, entre los consejos que recibía estaba el de esperar a diciembre. ¿La razón? Con el cierre del año (también del segundo semestre, del último trimestre y del propio mes) llegaban las ofertas más agresivas con las que los concesionarios buscaban cumplir los objetivos que habían prometido al fabricante. Ahora el escaso stock no facilita las grandes rebajas de finales de año. No obstante, deberías aprovechar diciembre para comprar un coche nuevo: en 2023 serán más caros… debido a los bancos.

Desde 2020, hacer previsiones económicas fiables es (aún) más complicado. A pesar de ello, hay algo en lo que coinciden todos los expertos: en 2023, los intereses que pagaremos a las entidades bancarias por los préstamos serán más elevados que ahora. Algo que, irremediablemente, afectará a las ofertas del mundo del motor: la mayoría de las promociones aparejadas a la compra de un coche nuevo implican una obligada financiación. Y si optas por comprarlo sin promoción, pero pides un préstamo para conseguir todo el dinero... estarás en la misma situación.

La inflación y la inflación subyacente

El pronóstico del Banco Mundial para 2023 no es demasiado positivo: un tercio de las economías están en riesgo de entrar en recesión. Eso sí, también apunta a que sería la crisis más leve de los últimos cuarenta años y añade que el golpe sería menos acusado en España. En nuestro país, aunque no lo parezca, la inflación nos ha dado un respiro: los precios se han moderado en los últimos cinco meses. Las alarmas se centran, ahora, en la inflación subyacente.

La inflación subyacente ayuda a identificar y entender la evolución de los precios de manera más clara y precisa. En sus cálculos tiene en cuenta todo menos la energía y los alimentos no elaborados: con ellos se puede hacer una medición a corto y medio plazo para comparar meses o trimestres. En noviembre llegó al 6,3% tras una constante escalada: en enero era del 2,2%.

Los tipos de interés de los préstamos

Los bancos centrales tienen en cuenta la inflación para actuar. Si a esto añadimos el riesgo de una recesión, el papel lógico pasa por subir los tipos de interés para generar un colchón que permita bajarlos si esa recesión es más grave de lo previsto. La consecuencia de ese incremento es un encarecimiento del precio del dinero, que, a su vez, relaja el consumo y también los precios.

El Banco Central Europeo (BCE) ha subido tres veces los tipos de interés en 2022: en julio terminó con seis años de tipos cero, mientras que en septiembre, con la inflación de la Zona Euro cerca del 10%, subió los tipos de interés en 75 puntos básicos hasta el 2%. En noviembre repitió el mismo porcentaje. Estos movimientos no tienen efecto inmediato, se notan más tarde… así que podríamos ser conscientes de ellos en 2023.

Financiación más cara

Conocida la teoría, vamos con la práctica. Según las previsiones de Bloomberg, los tipos de interés cerrarían el año en un 2,5% para llegar al 3% en febrero del 2023, al 3,25% en marzo y al 3,5% en mayo. Unas cifras que concuerdan con las dadas por Pablo Hernández de Cos. El gobernador del Banco de España cree que los tipos de interés alcanzarán su máximo en el primer trimestre de 2023, oscilando entre el 2,25% y el 2,5%.

Aunque estos pronósticos están sujetos a muchas incertidumbres, hay que tener en cuenta que los tipos de interés están, actualmente, en un 1,25%. Por lo tanto, aquellos conductores que estén pensando en comprar un coche nuevo deberían darse prisa: en 2023, no sólo subirán los precios de los vehículos en sí, también lo harán los préstamos y la financiación asociada a las ofertas y a las compras a plazos.