El precio de los peajes en las vías de titularidad estatal sube un 1,91% de cara a 2018

 |  @sergioalvarez88  | 

Llega 218, y con él llegan los clásicos incrementos de precio en suministros. La luz y el gas suben, como también sube el agua en algunas ciudades o los recibos del teléfono. Como estamos en Diariomotor y no en Expansión, vamos a hablar de lo que nos atañe como conductores: el precio de las vías de peaje. Para 2018, el precio medio de los peajes en las vías de titularidad estatal crece un 1,91% en promedio. Es una cifra media, hay vías que aumentan de precio más, y otras que aumentan de precio menos. Rebajas, hasta donde sabemos, sólo en El Corte Inglés.

Este aumento de precio no es idéntico en todas las vías, como antes os decíamos. En vías rápidas como la autopista AP-9 – de A Coruña a la frontera con Portugal, al sur de Galicia – el precio del peaje aumenta en un 3,81% debido a la necesidad de amortizar una circunvalación y un nuevo vial. El Banco de España prevé una inflación del 1,3% para 2018. Este incremento de tarifas es superior al aumento previsto del IPC. La patronal del sector preveía un aumento de precios del 1,2% en las vías de titularidad estatal – en la línea del IPC – pero incluso sus estimaciones se quedaron cortas.

La Generalitat de Catalunya es también propietaria de algunas vías de peaje en Cataluña, y ha anunciado un incremento de precios del 1,6% para 2018.

El cálculo de este aumento de precios no es conocido, pero tiene mucho que ver con la mejora de la situación macroeconómica – que puede tener poco que ver con las condiciones individuales de las familias. En 2018 también se espera un aumento significativo en el número de desplazamientos, que en 2017 han registrado incrementos interanuales del 4,2% para toda la red viaria estatal. Tampoco podemos olvidarnos de un detalle clave: a finales de octubre el Gobierno anunciaba el rescate de nueve vías de peaje en quiebra.

Hablamos del rescate a las famosas radiales de Madrid (la R-2, R-3, R-4 y R-5), el Eje del Aeropuerto de Barajas (M-12), la circunvalación de Alicante, el tramo de la AP-7 entre Cartagena y Vera, la AP-41 entre Madrid y Toledo o la AP-36 entre Ocaña y La Roda. El Estado tendrá que pagar 2.000 millones de euros a las concesionarias en quiebra, con la Responsabilidad Patrimonial de la Administración (RPA) como concepto. El importe del rescate solicitado por las concesionarias ascendía inicialmente a 5.000 millones de euros. Os lo contamos en este artículo hace un par de meses.

Estos nueve tramos serán relicitados en 2018 – volverán a ser adjudicados a otras empresas tras pasar a propiedad estatal – pero esos 2.000 millones se dan por perdidos, anunciando el ejecutivo que “repercutirán en otras inversiones”.

Fuente: EE

Lee a continuación: Se busca monorraíl. El coche autónomo y los riesgos del tecno-optimismo

  • jorge

    Para que luego te dejen tirado 19h. en una nevada