Lujo y exclusividad a otro nivel: el Rolls-Royce Sweptail es un espectacular biplaza creado a medida

 |  @HerraizM  | 

Imagina que eres un cliente de Rolls-Royce, un cliente al que no le vale la gama de modelos “normales” de la marca ni tampoco las exclusivas y extravagantes opciones de personalización disponibles para hacer de tu coche un coche prácticamente único, imagina que además tienes el suficiente capital como para pensar en que la marca te podría construir un coche a medida… pues bien, esto es lo que un cliente de la firma ha hecho y Rolls-Royce le ha respondido con el Rolls-Royce Sweptail, un imponente y único biplaza que, como no podía ser de otra forma, es todo lujo.

Este modelo se empezó a idear en 2013 tras la solicitud de un cliente de la marca

Tras ese majestuoso frontal, de rectas formas, de gran tamaño, de noble porte, clásico… se esconde una carrocería que adopta en su parte posterior una peculiar caída para el techo, muy pronunciada y con un enorme pilar posterior, aderezando toda la zona superior de una superficie acristalada que se encarga de darle a esta exclusiva creación un habitáculo realmente luminoso.

A pesar de lo llamativa que es esta caída del techo el punto más destacado en el diseño exterior del Rolls-Royce Sweptail es su zaga, con dos pequeños pilotos verticales unidos por una hendidura en forma de “U” que enfatiza el discurrir de su techo y que casa a la perfección con los acentos de nueva factura introducidos en el habitual diseño de su frontal.

La inspiración náutica de este modelo es más que evidente:

En su interior nos encontramos con una ya especial configuración biplaza (la marca no ofrece ningún modelo “normal” con sólo dos asientos) que queda maridada para la ocasión por una clara influencia náutica donde predominan las superficies claras. Que si un dispensador de botellas de champagne, que si unos maletines ocultos en las puertas hechos también a medida… evidentemente el lujo desplegado en este modelo está a otro nivel.

Mecánicamente el Rolls-Royce Sweptail está basado en el Phantom lo que nos deja con el bloque V12 de 6.75 litros bajo el capó, del que Rolls-Royce no nos ha dado especificaciones, aunque imaginamos que se mantendrá cercano a los 460 caballos que desarrolla el modelo “normal”.

Mecánicamente está basado en el Phantom y es la mayor evidencia del espíritu bespoke de la marca:

Presentado en el Concorso d’Eleganza Villa d’Este el Rolls-Royce Sweptail comenzó a idearse en 2013 tras la demanda del mencionado cliente de la marca y es un claro ejemplo del futuro que se avecina en la marca, llevando a un nuevo nivel la creación a medida de modelos, como bien nos dejó claro el concepto del Rolls-Royce 103EX.

El bespoke, es “hecho a medida” es una máxima en la marca y este Rolls-Royce Sweptail es el mejor escaparate para dejarlo claro.

Lee a continuación: Las carreteras de España en 1929: el viaje de Charles L. Freeston

  • Kanzler

    El frontal, si bien tampoco me agrada, digamos que sin el cromado extendido debajo de la parrilla, donde va la matricula, podría ser algo…particular…

    La configuración dos asientos, no tiene el mas lógico sentido, ni practico, ni estético, ni por una función “inovativa” al puesto de las plazas posteriores.

    La parte posterior, como amante del Art-Decò y con mucha imaginación, podría haberme interesado en los asnos 30, pero hoy, un vehículo de ese tamaño, si no se guarda un poco de proporciones y se tiene sentido de la estética, no es mas que una caricatura de un camión .

    Gracias que BMW ha presentado el serie 8, pues ayudará a digerir este feto sobre ruedas.

    • McLaren

      El dinero es el que manda. Y la estética del coche es muy de Rolls Royce. Es un como hace Ferrari y Aston Martin con las series one-off esas.

  • ***t!tO@rDoY***

    Por detras si que parece un barco y particularmente me parece precioso pero por delante es un tanque.
    Es como si fuera un coche distinto segun el lado que lo mires, una especie de frankstein que mata la bonita trasera.

  • maikelcandanga

    Es muy bello. Todo un barco sobre ruedas. Pagaría lo que fuera por tener uno igual…