El Salón de Detroit no quiere perder su relevancia, traslada su celebración al mes de junio

 |  @sergioalvarez88  | 

El Salón de Detroit fue durante años uno de los más relevantes del mundo, y la referencia a nivel estadounidense. Sin embargo, desde hace unos años ha ido perdiendo relevancia. Las marcas cada vez dejan más de lado el modelo tradicional del salón del automóvil, presentando a la prensa sus novedades más importantes en eventos propios. Eventos en los que tienen mayor control, menos competidores y sólo el público necesario. El NAIAS de Detroit ha sufrido una desbandada de marcas generalizada para su próxima edición, al igual que también ha sucedido en el próximo Salón de París.

El próximo Salón de Detroit se celebrará en enero de 2019, pero el del año 2020 se trasladará al mes de junio. De esta manera buscan evitar la desbandada de marcas y público de las últimas ediciones, tratando de compensar el imparable declive de este tipo de salones. En la próxima edición del NAIAS, marcas como BMW, Mercedes, Land Rover o Audi no mostrarán sus lanzamientos más recientes ni estarán presentes en el Cobo Center. Para estas marcas, EE.UU. es un mercado clave. Sí expondrán sus productos en los salones de Chicago y Nueva York, que tienen lugar de forma respectiva en febrero y en abril.

En la edición de 2019, marcas como BMW, Mercedes, Porsche, Land Rover, Mazda, MINI, Audi o Jaguar no tendrán presencia en el Cobo Center de Detroit. En 2020 no se pueden permitir la misma desbandada.

Los organizadores del NAIAS reconocen que enero es un mes frío y desapacible en Detroit, y que la decisión de mover su celebración a junio fue unánime. Estaban barajando junio y octubre, pero finalmente decidieron celebrarlo poco antes del arranque oficial del verano, coincidiendo en fechas con el IndyCar Grand Prix. Además, en junio la temperatura en Detroit será agradable, hecho que será aprovechado por los organizadores para realizar diversas actividades al aire libre, actividades no confinadas a un pabellón impersonal. Pensad en demostraciones off-road, conciertos o experiencias de conducción.

Los organizadores quieren y deben romper el molde del salón tradicional del automóvil. La asistencia a estos salones es cada vez más digital -tanto a nivel de público como de prensa- pero sigue habiendo margen físico para actividades, eventos paralelos al salón y actividades que hagan uso del espacio urbano de la Motor City. Detroit estuvo a punto de convertirse en un páramo post-apocalíptico con la crisis de 2008, pero está poco a poco resurgiendo de sus cenizas. Un NAIAS rediseñado y moderno podría atraer aún más visitantes y vitalidad a una ciudad que merece una segunda oportunidad.

El primer Detroit Auto Show se celebró en 1899, en los albores de la historia del automóvil. Es el primer salón del año, y es un referente para la industria americana del automóvil.

Fuente: The Drive
En Diariomotor:

Lee a continuación: Cómo aprovechar el “chollo” WLTP: ¿compro coche nuevo ahora o espero a un kilómetro cero más barato?

Ver todos los comentarios 0