smart y Endesa quieren que te conviertas a la religión del coche eléctrico, y te regalan 1.200 kWh anuales

 |  @sergioalvarez88  | 

smart acaba de lanzar su gama electric drive a nivel mundial, y de hecho, hace escasos meses tuvimos la oportunidad de probarlos en Miami. El gran problema de los coches eléctricos sigue siendo la infraestructura de recarga, pero también debemos pensar en que la recarga tiene un coste para el usuario, especialmente si no se usan las tarifas más baratas que ofrecen las compañías eléctricas. Endesa acaba de presentar en sociedad su acuerdo de colaboración con smart, anunciando la creación de una tarifa especial para los usuarios de los nuevos electric drive, así como otras ventajas que a continuación detallamos.

Desde el 10 de marzo de 2017 los electric drive están disponibles en la red comercial de smart.

En primer lugar, anuncian la creación de una tarifa llamada Tempo Zero Smart. Esta tarifa ofrece 1.200 kWh a un coste de cero euros por kWh, siempre que recarguemos el coche entre la 1 y las 7 de la mañana, hora que aproximadamente coincide con la tarifa valle de consumo eléctrico – y por tanto, la hora de menor consumo energético del país. Si nos pasamos de estos 1.200 kWh anuales, se nos comenzarán a cobrar, a un precio no especificado en la nota de prensa. Según smart y Endesa, estos 1.200 kWh nos otorgan unos 10.000 km de conducción anual con un smart electric drive.

Por parte de la eléctrica es un movimiento inteligente. Durante las horas de la tarifa valle, regalar la energía no le supone un esfuerzo y se asegura un cliente cautivo. Durante años los clientes se beneficiarán de esta energía gratuita, que probablemente dejará de serlo cuando el mercado de eléctricos crezca lo suficiente y la demanda nocturna se dispare. Pero en esta fase inicial todo son excelentes intenciones, y para los early adopters, claras ventajas. Otra ventaja es la integración en el proceso de compra de la instalación de un punto doméstico de recarga, imprescindible para el uso de nuestro eléctrico.

Endesa nos regalará 1.200 kWh anuales, obteniendo a cambio un cliente cautivo y dependiente.

Durante la campaña de lanzamiento la instalación del wallbox será gratuita, y gestionada por la propia eléctrica. El coste de instalación fuera de campaña es aún desconocido. En este sentido, es un movimiento cómodo y que fomenta la instalación de puntos de recarga en casas y garajes. La instalación tiene dos años de garantía. Endesa también ha anunciado – sin concretar – la creación de una red de puntos públicos de recarga, que estarán localizables desde el equipo de infotainment de los smart electric drive, así como a través de una aplicación de smartphone. Esta red será de acceso público y comenzaría a funcionar en 2018.

Fuente: smart
En Diariomotor:


Lee a continuación: smart venderá exclusivamente modelos eléctricos en Canadá y EE.UU.

  • El diablo nunca regala nada.

  • X 2.0

    Si, y os creeis que Aznar el privatizador, y sus amiguitos de las puertas giratorias os van a regalar la electricidad, meeecc…

    A mi no me engañan, ya nos están saqueando por consumir electricidad para uso doméstico y necesario, como para encima terminar de hacerles la cama con mentiras como esta. Luego harán lo de siempre, cambiar las normas a mitad del partido y subir precios y cobrar por todo cuando les de la gana, como ya hacen con la electricidad de los hogares.

    • M.A.

      No lo dudes

  • cat

    Y por que con un smart de 160 km con una sola carga ,y no con un TESLA MODEL S ,o OPEL AMPERA -E ahh por que tienen mucha autonomía y tardaras en cargarlos placas solares acumuladores de energía y nada de pagarles mas a las eléctricas que bastante nos chupan

  • Siro

    Todo el mundo sabe que detrás del coche electrico esta el lobby de las empresas de energía y no es casualidad que por eso suba la energía cada 2×3… Pero vamos si alguien pensaba que estas empresas regalan algo es todavía muy ufano….

  • que feos autos

  • Betty

    Si nos pasamos de estos 1.200 kWh anuales se nos comenzarán a cobrar a un precio no especificado.
    Veréis luego la sorpresa que os preparará Endesa.

  • Ó.M.

    Mundo real: En casa tenemos 3 coches, se usan los 3 a diario durante la jornada laboral por 3 personas diferentes. Recorren unos 50 km de ida hacia los puestos de trabajo y otros 50 km de vuelta. Adicionalmente pueden recorrer más kilómetros en trayectos durante el día, pero nunca serían superiores a otros 50. Es decir, todo correcto con los kilometrasjes. Perfecto.

    Tras cada jornada los coches (los 3) deberán quedar configurados para poder ser utilizados nuevamente al día siguiente.

    Esto hace que las cargas de broma ‘de serie’ (3.6 KW/16A – 6/8 horas) queden descartadas, no hay horas suficientes, además de ser un método tedioso y que condicionaría el resto de actividades (incluso dormir, ya que habría que levantarse para cambiar el coche que acaba de cargar y pasar al sigueinte).

    Evidentemente, una carga a muchos más KW/ Amperios nos cargará la batería de una forma aceptable (tampoco echamos gasolina con pipetas, que es lo que el métido de carga anterior básicamente es: una tomadura de pelo para idiotas que ya ‘descubrirán’ que les han tomado el pelo), pero es necesario contratar la potencia para cuando carguemos (ahora a toda leche). Esta potencia la pagaremos independientemente del consumo todo el ciclo de facturación (así que si nos regalan los kilowatios de 1 año o de 10… en el fondo importa poco… lo bueno sería que nos regalaran la parte de la fra. que soporta la potencia contratada).

    Así pues, recordando que vivimos en la realidad, supondremos que vamos a necesitar disponible para recargar el coche unos 22 / 25 KW y tardar entre 1 / 2 horas. Cada cual sabrá cuantos KW tiene ahora mismo (supongo que desde 2,4 a 10, siendo 5,5 un valor muy habitual. También habrá casos en los que los hogares tienen potencias de entre 10 a 15 KW porque integran equipos que, bien por su potencia, bien por el alto nº de unidades que hay en la instalación hace necesario elevar la potencia para poder utilizarlas de forma simultánea en estos hogares.

    Vaya: parece que vamos a tener que aumentar (por decir algo, porque esto no es ‘aumentar’, realmente vamos a madar a la estratosfera nuestra nueva demanda de potencia contratada para poder inyectar carga a toda leche para cargar las baterías de los coches). El coste mensual va a ser también estratosférico.

    Si no queremos o podemos cargar los coches respetando que no puede haber más de 1 a la vez, es decir: varios a la vez o todos (los 3 ) a la vez. Pues multipliquemos (22 / 25 * 3 + los Kw que ya tuviéramos antes para garantizar la potencia de nuestra instalación, no nos olvidemos o cada vez que los coches carguen nada más podrá estar funcionando no quedan kw contratados para soportar ambas cosas). No tengo ni idea de si nos concederían semejante potencia en una ‘casa’, pero la factura ya será una locura (y sin cargar un kw… este cargo es sólo por disponer de esa potencia todo el mes tal y como le pedimos a la compañía)

    Resumiendo: Los coches eléctricos se cargarán en las estaciones de servicio, con potencias muy muy grandes en minutos (pongamos 15). En casa no tiene sentido ni por coste ni por operatividad (todos terminaremos con mñás de 1 y de 2 y veremos, de vehículos eléctricos. Y todos tratarán de cargar lo más rápido posible en lugar de bloqueando a 3 por hora) tener la infraestructura necesaria para realizar las cargas. Bien dilapidan el tiempo permitiendo un uso de juguete de 1 únuico coche/moto lo que sea. Bien nos cuestan una auténtica burrada por necesitar poder suministrar una potencia en un momento muy puintual, que excepto por este punto concreto de nuestra vida (repostar nuestros vehículos), queda decenas y decenas de veces por encima del consumo calculado que necesitaríamos para el resto de nuestros consumidores del hogar y que sí usamos de formas más variadas, polivalentes, simultáneas, etc.

    Echádle una pensada y decidid… el consumo es lo de menos (nos lo ‘regalan’). Como con las telecomunicaciones, donde está el negocio es en el fijo.

    La estación de servicio en la que respostaremos a 90/110 KW (wow) nos venderá la electricidad a un precio superior al de nuestra casa, sí. Pero nosotros no soportaremos una potencia incrementada en cientos (ya veremos cuantos cientos si como mi caso real hablamos de 3 coches) de euros cada mes. Porque es una locura. Y no tiene sentido. Pero todos los implicados estarán encantados de que la gente se vuelva medio loca y traten de tener todos 1 ‘gasolienra’ en casa, 1 infraestructura en cada casa, y todo replicado miles y cientos de miles de veces. Lo contrario de la gasolinera vamos.

    Nos quieren engañar. Debemos exigir que podamos ir a echarle electricidad a nuestros vehículos eléctricos: a las estaciones. Puntos muy eficientes, con infraestrucutura de máxima seguridad y que sean usados por miles y miles de vehículos. De esta forma ese elevadísimo coste que efectivamente exisirá por tener una potencia contratada muy importante (nivel doméstico me refiero), se debería diluir y repercutir proporcionalmente entre los usuarios de las estaciones, reflejando en el mundo real que el vehículo eléctrico puede tener un consumo de combustible ‘asequible’. Porque de no ser así, mucho me temo que las cuentas se están echando mal, estaríamos hablando de uno de los medios de transporte más caros existente.