CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Tecnología

3 MIN

Esta aplicación convierte tu móvil en un radar con cámara: la polémica está servida

Elena Sanz Bartolomé | 13 Abr 2022
Aplicacion Camara Movil Radar Velocidad  01
Aplicacion Camara Movil Radar Velocidad  01

Son muchas las aplicaciones que podemos tener en nuestros smartphone relacionadas con el mundo del motor: desde la de la DGT con nuestro carnet y los datos de nuestro coche hasta las que nos sirven como navegadores o como buscadores de gasolineras. Hace unas semanas llegó una que promete generar controversia: Speedcam Anywhere, la app que convierte tu teléfono móvil en un radar con cámara para denunciar los excesos de velocidad.

Ese es el fin último de esta herramienta: permitir a una persona grabar la circulación con la cámara de su teléfono inteligente para que la aplicación determine qué coches están superando los límites de velocidad establecidos para esa vía. Un gesto que pueden hacer tanto los peatones como los acompañantes de un conductor.

Así funciona Speedcam Anywhere

¿Cómo funciona Speedcam Anywhere? Con la información registrada por la cámara, escanea la matrícula del coche y la busca en las bases de datos públicas donde figuran todos los vehículos: así es cómo da con la marca y el modelo del vehículo. A partir de ahí, determina la distancia entre los ejes y la compara con el metraje para calcular la velocidad. Por último, coteja esta información con las imágenes grabadas para calcular si el automóvil circulaba legalmente o no.

El usuario puede guardar este análisis y generar un informe para compartirlo con las autoridades correspondientes. O lo que es lo mismo: con esta aplicación cualquier persona que tenga un teléfono móvil puede convertirse en un radar con cámara.

La controversia

Tal y como informa The Guardian, semanas después de su lanzamiento Speedcam Anywhere ha desatado la polémica. Los científicos expertos en inteligencia artificial de Reino Unido que están detrás de su desarrollo mantienen sus identidades en secreto después de que numerosos conductores les hayan mostrado su descontento con el propósito de la aplicación.

Uno de sus creadores ha confesado que están recibiendo correos electrónicos bastante fuertes: “Algunas personas piensan que es una buena idea, otras piensan que nos convierte en vigilantes. Cada año se producen 20.000 lesiones graves en las carreteras, ¿cómo podemos reducirlas? Una de las formas es disuadiendo el exceso de velocidad”.

Google, Apple y las autoridades

Al principio, Google no permitió que la aplicación se publicara en su Play Store aunque terminó aprobándola: ahora está disponible para su descarga en Reino Unido. Apple, por su parte, aún no ha dado luz verde para distribuir Speedcam Anywhere en su App Store.

Mientras prepara su lanzamiento en Estados Unidos, por ahora la aplicación sólo está disponible en Gran Bretaña… donde no es sinónimo de multas para los conductores que cometan esta infracción. Por ahora, el Ministerio del Interior del citado país no ha examinado el algoritmo de la aplicación y, por lo tanto, no es legalmente una cámara que mida la velocidad y no puede proporcionar pruebas suficientes para que las autoridades emitan una sanción por no respetar los límites máximos. No obstante, sí podría aplicarse en un caso de conducción peligrosa si es suficientemente negligente.