CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Curiosidades

2 MIN

DEP, productividad: aquí puedes seguir en streaming el Goodwood Festival of Speed 2021

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 8 Jul 2021
Goodwood Streaming 2021
Goodwood Streaming 2021

El Goodwood Festival of Speed es una de las citas del año para los más petrolheads. Un evento imprescindible al nivel de Pikes Peak, el Salón del Automóvil de Ginebra o las legendarias 24 Horas de Le Mans. Es una celebración del universo del motor en todas sus variantes, una maratón de cuatro días cargados de gasolina e incontables ascensos en la finca de Lord March. Y como es habitual, puedes seguirlo cómodamente desde la comodidad de tu casa, a través del streaming oficial. Sí, me temo que tu productividad ha pasado a un segundo plano.

Este maravilloso evento - al que en algún momento de la vida acudiré - tiene lugar entre los días 8 y 11 de julio, y también es usado por las marcas para presentar productos de gran calado, o darles su primer baño de masas: es la puesta de largo de coches como el Toyota GR 86, el Lotus Emira o el nuevo BMW Serie 2 2022. El Goodwood Festival no solo es una colección de coches subiendo por un camino asfaltado, hay una zona dedicada a los coches de drifting y hay un tramo de rally, enfocado a coches y todoterrenos.

Entre los coches presentes en el fantástico Festival of Speed hay coches modernos de reciente presentación, hay todocaminos o familiares deportivos, hay clásicos de preguerra, hay coches de competición - desde camiones a coches de preguerra, pasando por la Fórmula 1 o los Grupo B - y hay coches de récord, además de prototipos y coches que solo ven la luz un puñado de veces al año. Si te quedas viendo el streaming, te garantizo que no podrás abandonarlo durante bastantes minutos, así que valora adecuadamente tu carga de trabajo y tiempo libre.

En Goodwood podrás encontrar también exhibiciones - desde un hombre volando con un jetpack hasta un coche circulando a dos ruedas durante varios minutos - y conciertos, presentaciones de productos relacionados (aun de forma tangencial) con el automóvil, y famosos y pilotos, compartiendo el terreno de Lord March con los aficionados de a pie. Es, en definitiva, el cielo en la tierra, si eres un confeso de la religión del motor. Yo lo soy, y aunque este año no pueda peregrinar a esta Meca, lo podré seguir con todo lujo de detalles por Internet.