CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Nissan

3 MIN

A la venta dos extraños Nissan GT-R R33 y un R32, ¿por cuál pujarías tú?

Elena Sanz Bartolomé | 16 Jul 2022
Nissan Skyline Gt R R32 Subasta  01
Nissan Skyline Gt R R32 Subasta  01

Pocos modelos hay tan deseables como un Nissan Skyline GT-R… y tan inalcanzables para la mayoría de los bolsillos. El deportivo japonés protagoniza (por partida triple) una de las próximas multitudinarias subastas que RM Sotheby’s organiza en Monterrey (California, Estados Unidos). No en vano, a la venta están tres unidades que, por diferentes, razones son de lo más peculiares.

El R32 invicto

En este festival de deportividad japonesa, el cabeza de cartel es un Nissan Skyline GT-R JGTCC GT1 construido por Hasemi Motorsport en asociación con NISMO para el Campeonato de Gran Turismo de Japón de 1994. Hablamos del Nissan Skyline GT-R (R32) que ganó 29 carreras consecutivas entre 1990 y 1993 en la citada competición: estuvo completamente invicto durante cuatro temporadas completas.

Conserva su motor RB26DETT construido con las especificaciones del Grupo A y firmado por REINIK (subsidiaria de Nissan), que también se encargó de revisar la puesta a punto. Los 450 caballos de fuerza se envían a las ruedas traseras a través de una transmisión Xtrac secuencial de seis velocidades, una rareza en la industria del motor japonesa de aquel momento.

En los últimos dos años, el automóvil ha sido restaurado por completo. Este tipo de unidades salen al mercado esporádicamente así que la casa de subastas espera que se venda por una cifra que oscilaría entre los 500.000 y los 550.000 dólares.

Un R33 con 1.590 kilómetros

Recoge el relevo un impecable Nissan Skyline GT-R (R33) de 1995 que luce una carrocería con el famoso acabado ‘Midnight Purple’. A pesar de que este color ya es suficientemente llamativo, lo más atractivo de esta unidad es que no tiene modificaciones: su estado de conservación es, prácticamente, de fábrica.

Su motor es el popular RB26DETT, un seis cilindros en línea de 2.6 litros con doble turbo asociado a una transmisión manual de cinco velocidades. Según el pacto de caballeros que firmaron los principales fabricantes japoneses, entrega 276 caballos de fuerza… aunque dicen que la cifra real llegaba, prácticamente, a los 300 CV.

Sea como sea, sólo ha recorrido 1.590 kilómetros. Teniendo en cuenta que el R33 se lanzó por primera vez en 1995, podemos estar ante una de las unidades con menos kilometraje que existen. Razón por la que esperan que las pujas lleguen, fácilmente, a los 180.000 dólares.

El R32 más barato

Terminamos con otro Nissan Skyline GT-R (R32) de 1989. Un ejemplo excepcional del deportivo japonés porque permanece, sorprendentemente, casi sin modificar. En ese casi están incluidos un par de cambios: un sistema de escape ‘after market’ y un juego de llantas BBS en tono dorado. Modificaciones menores que podrían revertirse fácilmente para dejar el coche con la configuración original.

Su motor es el mismo que en el modelo anterior: el seis cilindros en línea de 2.6 litros con doble turbo asociado a una transmisión manual de cinco velocidades conocido como RB26DETT. Fue exportado de Japón en 2018 y ha recorrido menos de 29.250 kilómetros. RM Sotheby’s espera que se venda dentro del margen de 80.000-100.000 dólares, cifra que le convertiría en el más barato del trío… y aun así no podríamos calificarlo como asequible.

Imágenes: RM Sotheby’s