CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Motos

5 MIN

Subir una moto a una pick-up: ¿Imposible? (Parte 2)

Rafael López San Martín | 28 Ago 2021
Moto Subida
Moto Subida

En el primer artículo sobre este tema, vimos los tipos de caja que hay en las pick up así como que la cabina doble es la que suscita un rompecabezas a aquellos que como yo, nunca han tenido una pick up y nunca han tenido que subir una moto grande en una. Bueno, pues hoy tengo el placer de traeros mi solución, y digo mía porque es la que a mí me funciona. Cada coche es diferente y cada moto tiene sus características por lo que no es 100% seguro que quede igual en otras pick up.

Dicho eso, pasemos al asunto que nos atañe. Cuando escribí la primera parte, tenía entendido (pues así lo ponía en el manual) que el peso máximo soportable del portón era de 75Kg. Ya comenté que me parecía muy poco.

Por ejemplo, el portón de un Mini Cooper Cabrio aguanta 85Kg y no puede ser que una Pick Up, un vehículo semi-industrial que lleva una altísima capacidad de carga en sus genes aguante menos peso que un Mini Cooper Cabrio. Tras haber preguntado a Ford Europa, la respuesta obtenida ha sido que la capacidad de carga del portón trasero de una Ford Ranger es de 240Kg. Esto ya tiene más sentido.

Subir la moto a la Pick Up

Sabiendo que el portón aguanta, ya he podido aventurarme a subir mi moto a la Pick Up. Lo primero que hice fue colocar una de las dos rampas que tengo para ver a cuanta inclinación me iba a enfrentar y la verdad es que me llevé un susto. Demasiada.

Cierto es que venden rampas específicas que tienen curvatura para minimizar esto, además de que son plegables y con una longitud total un metro más largas que las mías, pero no tengo otra cosa así que me he tenido que apañar como he podido.

La solución es simple. Usar el remolque como nivel intermedio, es decir, que la moto suba primero al remolque y después del remolque a la pick up. Es una solución algo más engorrosa que una rampa especial (que no tengo), pero me ha funcionado.

Ahora bien, es importantísimo que la rampa esté siempre bien atada en todos los sentidos para que no le sea posible moverse. No hace falta que diga el peligro que atañe que la rampa se caiga mientras subimos la moto al coche. Es peligroso para nosotros, para la moto y para el coche, así que mejor atarlas bien.

A la hora de subir, haciéndolo con el mismo set up que yo, resulta muy fácil y simple, es igual que cuando subimos al remolque, pero con un poco más de distancia. La parte buena de esto del remolque como paso intermedio es que nos permite acompañar a la moto en todo momento, sin ese acompañamiento resultaría imposible subirla. En mi caso, además añadí una escalera pequeña que andaba por casa como punto de apoyo para un pie, de esa forma el acompañamiento fue muy sencillo.

Colocar y cinchar la moto

Ya teniendo la moto arriba hemos hecho el 50% del proceso, ahora queda atarla en condiciones. Para este paso tuve un par de dudas que resolver.

  • ¿Aguantaría el bedliner de plástico duro el peso de la moto más la presión ejercida por las cinchas?
  • ¿Sería mejor llevar la moto apoyada en las dos ruedas o colocarle el caballete?

En cuanto a la primera, si, el bedliner de plástico parece estar aguantando. Lleva dos días la moto ahí subida (sin cinchar) y parece que no está cediendo, así que esto queda aclarado. En cuanto a la segunda, me decidí finalmente por montar el caballete ya que de esta manera la rueda trasera queda en el aire. El portón tiene que ir abierto igualmente, pero por lo menos no lleva peso. Esto hace que de igual si el peso maximo que aguanta es 75Kg o 240Kg. Primero quise usar unos caballetes de coche que me prestaron para no tener que instalarle el caballete original (por que pintaba complicado “caballetearla” encima de la pick up).

Una vez colocadas y apretadas las cinchas, lo cierto es que la moto quedaba espectacularmente bien sujeta, pero, había un problema, me daba bastante yuyu que en un bache grande se pudieran descolocar y por ende, debido al portón abierto, caer del coche y causar un accidente a otro vehículo. Así pues, para mi esa opción quedó descartada. Para conseguir poner el caballete original de la moto tuve que hacer uso del gato del coche para elevar la moto y liberar el espacio necesario para que entrase correctamente.

En cuanto a cómo cinchar la moto, la Ford Ranger cuenta de origen con 6 anclajes, cada uno aguanta 500Kg como máximo, así que para una moto vamos más que sobrados. La colocación es simple, igual que en el remolque, dos cinchas por delante y dos por detrás (dos para cada lado).

Mi recomendación es que además, si montáis la moto con el caballete como un servidor ha hecho, pongáis una plancha de metal para que apoye el caballete en ella, de esa manera el peso se reparte en una superficie más amplia y estaremos más tranquilos.

Conclusiónes

Si os estáis planteando comprar una Pick Up de cabina doble para llevar motos, o ya la tenéis y estáis en la misma tesitura que estaba yo, espero que este pequeño grano de arena os sirva. Queda claro que se puede llevar una moto grande en este tipo de cabina, lo único es que cada uno encuentre la manera que mejor le venga. Esta primera vez ha sido a base de ensayo y error, pero una vez tenemos claro como nos funciona mejor, la tarea se torna más fácil y rápida.

Para los más perezosos, hay un accesorio que sería el perfecto hack para esta situación. Grúas. Como veis, no le he dado vueltas al tema en absoluto :)