CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Toyota

3 MIN

SVH Tundar, la desconcertante copia china de la Toyota Tundra

Elena Sanz Bartolomé | 1 Oct 2022
Svh Tundar  00
Svh Tundar  00

Años atrás la industria automotriz china estaba plagada de vehículos cuyos diseños copiaban (sin muchos tapujos) a los modelos del mercado europeo y estadounidense. Ahora son menos frecuentes, pero siguen existiendo y la SVH Tundar es un buen ejemplo de ello. No, no nos hemos confundido al escribir el nombre: así se llama la versión china de la Toyota Tundra.

Es obvio que esta pick-up china se ha inspirado en la Toyota Tundra, aunque en una escala completamente diferente. La parrilla delantera mantiene las dimensiones originales y, a partir de ahí, todo cambia de una forma desconcertante. Han apostado por unas protecciones inferiores en negro piano que sufrirán en exceso sobre el asfalto y, aún más, fuera de él. El parabrisas delantero es, casi, vertical.

¿Tundar o Tundra?

En el lateral de la SVH Tundar nos encontramos con unas llantas de acero diminutas que miden 13 pulgadas y unos pasos de rueda que, eso sí, están diseñados apropiadamente. Las puertas son cómicamente estrechas y nos preguntamos si realmente se puede acceder al interior sin formar parte del Circo del Sol. La altura del techo, al menos, parece bastante decente.

La verdadera magia de la SVH Tundar comienza en la parte trasera: estamos hablando de un SUV de cuatro puertas que tiene la zona de carga propia de una pick-up con unas barras antivuelco en los laterales. Es todo un reto haber conseguido integrar las puertas y la caja en esa pequeña longitud. Y, por cierto, vuestros ojos no os engañan: sí, en el portón pone Tundra, no Tundar.

Un motor de Isuzu

La SVH Tundar está impulsada por un pequeño motor diésel de 1.0 litros y tres cilindros firmado por Isuzu que puede alcanzar una velocidad máxima de 96 kilómetros por hora. Cuenta con una transmisión de cinco velocidades, que según la marca es automática… aunque en las imágenes del interior hay tres pedales.

Todo apunta a que el motor tendrá que trabajar muy duro para mover todo ese volumen porque no apostamos a favor de que hayan usado materiales livianos para construir la plataforma y dar vida, así, a un vehículo ligero. La aerodinámica tampoco va a ayudar porque, siendo honestos, no parece que el coeficiente de resistencia haya sido una de las prioridades en la SVH Tundar.

Los propietarios de la Toyota Tundra pueden estar tranquilos porque la SVH Tundar no será rival: ni en prestaciones ni en ventas así que tanto ellos como la marca pueden estar tranquilos con esta ‘inspiración’ de origen chino.

Imágenes: SVH