CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

4 MIN

La paradoja de Tesla: la marca de coches que gana dinero, pero no gracias a sus vehículos

Elena Sanz Bartolomé | 4 May 2021
Tesla 01
Tesla 01

Elon Musk tiene motivos para estar contento con Tesla. La compañía ha desvelado los resultados financieros del primer trimestre de 2021 con unos altos beneficios en los que sus coches eléctricos poco tienen que ver. Y es que Tesla protagoniza toda una paradoja: pierde dinero vendiendo vehículos, pero lo recupera con créditos de emisiones y Bitcoin.

Este ha sido el séptimo trimestre fiscal consecutivo en el que la marca californiana ha echado el cierre con ganancias. Sus ingresos han sido de 8.614 millones de euros con unos beneficios de 362,8 millones. Una cifra en la que, como os decíamos, el impacto de su producto estrella, los coches eléctricos, es mínimo.

Entonces, ¿cómo ha llegado Tesla hasta ahí? Una parte de sus inversiones se destina a plantas de ensamblaje, desarrollo de modelos y tecnología. Por otro lado, sus acciones la han convertido en una de las empresas más valiosas: a pesar que en 2021 han bajado un 16%, su valor de mercado supera los 700.000 millones de euros. Títulos que valen tanto como las de los doce fabricantes responsables de más del 90% de las ventas globales. A pesar de estos dos frentes, la marca de Elon Musk puede presumir de bonanza económica gracias a los créditos de emisiones y del Bitcoin.

Los beneficios de Tesla en el primer trimestre de 2021 han sido de 362,8 millones de euros

Créditos de emisiones

Entre las fuentes de ingresos de Tesla nos encontramos con los créditos regulatorios por contaminación. La normativa vigente en algunos estados de EEUU impone a los fabricantes la venta de un número mínimo de coches eléctricos… y muchos no llegan por diversas razones. Por ello, tienen que comprar créditos de emisiones a aquellas marcas que cumplen y, además, les sobran. Es el caso de Tesla cuya oferta está compuesta, únicamente, por modelos cero emisiones.

La venta de estos créditos, que tiene un margen de beneficio del 100%, ha proporcionado a la compañía 429 millones de euros en el primer trimestre de 2021. Y si ampliamos el foco, las cifras sorprenden aún más: en los últimos cinco años ha obtenido 2.700 millones gracias a este negocio. Sólo en 2020 ganó 1.350 millones, la mitad, y los ingresos netos procedentes de la venta de coches fueron de 600 millones.

En cinco años, Tesla ha ganado 2.700 millones de euros gracias a la venta de créditos de emisiones

No obstante, los créditos de emisiones se han convertido en un arma de doble filo. La razón es sencilla: la apuesta por los coches eléctricos es cada vez más fuerte así que las marcas no tardarán en dejar de necesitar la ayuda de otros fabricantes para cumplir con la normativa. Volkswagen, Ford, General Motors, Mercedes y algunas marcas locales de China (el mercado estrella de Tesla) ya han comenzado su electrificación mostrando que esta fuente de ingresos no es perenne.

El Bitcoin

En febrero de 2021, Tesla invirtió 1,242 millones de euros en esta criptomoneda y, de paso, ofreció a sus clientes la posibilidad de comprar sus coches con ella. Ahora ha anunciado que ha vendido una parte por 225,3 millones de euros obteniendo unas ganancias de 83,66 millones, es decir, casi una cuarta parte del beneficio total del primer trimestre. Además, la marca californiana posee 1.100 millones de euros en activos digitales: no ha especificado cuáles son, pero todo apunta a que se trataría de Bitcoins.

¿Y la venta de coches?

La pregunta es inevitable porque Tesla fabrica y vende coches eléctricos, pero su contribución a esta receta de éxito financiero es muy pequeña. Usemos las cifras para dar algo de contexto: la marca de Elon Musk vale cuatro veces más que Toyota: en 2020 apenas vendió 500.000 vehículos mientras que los japoneses pusieron casi diez millones de ejemplares en el mercado.

Y es que aunque el epicentro del negocio de Tesla son los coches eléctricos, si éstos fueran su única fuente de ingresos habría perdido 150 millones de euros en el primer trimestre de 2021: 186.820 matriculaciones que le habrían generado una pérdida de 803,4 euros por unidad. No obstante, la marca espera vender, como mínimo, 750.000 vehículos y hacer del Tesla Model Y el coche más vendido del mundo en 2022: algo que supondría matricular 1,5 millones de unidades en 2022.