Triumph Street Cup 2017, todos los detalles: Triumph tienen una nueva Cafe Racer de 55 caballos

 |  @HerraizM  | 

Triumph amplia la familia “Modern Classic” con motivo del Salón de Colonia incorporando a su gama una cafe racer derivada de la Triumph Street Twin, la Triumph Street Cup. Sí, las cafe racer en particular y las motos neoclásicas en general están de moda y en Triumph no tienen pensado desaprovechar su buen hacer en esto de darle un buen aroma clásico a una moto moderna. ¿Qué nos ofrece la Triumph Street Cup 2017? ¡Vamos a descubrirlo!

Diseño clásico y 55 caballos en nuestro puño derecho

Estéticamente la Triumph Street Cup se vale de un pequeño “cupolino” y una tapa para el asiento, convirtiéndolo en monoplaza, como principales rasgos destacados, manteniendo mucho del diseño de la Bonneville.

La postura de conducción también se ha vuelto algo más deportiva, contando con un nuevo manillar sobre el que recaer tras haber elevado la suspensión posterior y los escapes cuentan también con un nuevo acabado.

Mecánicamente la Street Cup queda en manos del bloque de dos cilindros y 900cc de la marca, con 55 caballos a 5.900 rpm y 80 Nm de par a las 3.230 rpm, quedando asociado el bloque a un cambio de 5 velocidades.

En su parte ciclo nos encontramos con una suspensión firmada en ambos ejes por KYB, con una horquilla convencional de 41 mm en el tren delantero y un doble amortiguador en el trasero y frenos de 310 y 255 mm (eje delantero/trasero) con pinzas de dos pistones de Nissin.

Toma USB, acelerador electrónico, ABS, control de tracción… es un clásica en apariencia sí (y vaya apariencia), no en tecnología.

Seguro que a más de uno ya le ha conquistado esta nueva Triumph y sino la marca tiene la solución con una extensa gama de neoclásicas donde elegir. Sí tienes el carnet A2 la Street Cup se podrá limitar a partir de la próxima primavera.

Lee a continuación: BMW R NineT Scrambler, ¿cuánto cuesta?: ya sabemos el precio de la versión “offroad” de la BMW R NineT

Ver todos los comentarios 1
  • mermadon

    Bufff, preciosa… Muy al estilo Joe Bar Team.