CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Legislación

3 MIN

El Gobierno aprobará mañana la reducción de la velocidad en carreteras secundarias a 90 km/h

estado-carreteras-p

Mañana mismo, el Gobierno se reunirá y aprobará en el Consejo de Ministros un real decreto que modificará el actual Reglamento General de Circulación. Entre otras modificaciones, este real decreto contempla la reducción a 90 km/h del límite de velocidad en carreteras secundarias. Es la primera de una serie de medidas propuestas por la DGT, a instancias de su histórico director Pere Navarro, que en su momento implantó el carnet por puntos. Esta reducción de la velocidad máxima en carreteras secundarias tiene como objetivo reducir el número de fallecidos en accidentes de tráfico, en aumento desde 2014.

¿Qué límites de velocidad cambian?

El texto que será aprobado reduce la velocidad máxima de turismos y motocicletas a 90 km/h en las carreteras secundarias con más de 1,5 metros de arcén. Estas carreteras tenían hasta ahora un límite de 100 km/h, que los turismos podían rebasar en hasta 20 km/h si estaban efectuando un adelantamiento. El límite de 90 km/h está en línea con la práctica totalidad de países europeos. Esta enmienda al Reglamento General de Circulación afectará a unos 7.000 km de carreteras secundarias en toda España - la red de carreteras nacional tiene en estos momentos 165.000 km, aproximadamente.

En carreteras con separación entre los dos sentidos de circulación sí se mantendrá el límite a 100 km/h, ya que son prácticamente autovías.

Además, se armoniza el límite de velocidad para camiones, furgonetas y autobuses, que en este tipo de carreteras pasa a ser de 80 km/h. Furgonetas y autobuses podían circular a 90 km/h anteriormente. Pere Navarro cree que contribuirá positivamente a reducir la mortalidad en accidentes de tráfico. De hecho, afirma que reducirá en hasta un 10% la mortalidad en carretera, ya que el 75% de los accidentes mortales ocurren en carreteras secundarias. En 2017 hubo 1.830 fallecidos en accidentes de tráfico, de los cuales más de 1.000 fallecieron en vías convencionales.

Dentro de los fallecidos en vías convencionales, un 36% fueron causados por salidas de vía. Este tipo de accidentes son los que Pere Navarro quiere atajar de raíz. En sus propias palabras: "en seguridad viaria, la velocidad es el gran tema: lo que genera accidentes, mata o crea lesiones graves es la velocidad". Una vez el real decreto se firme mañana, los titulares de las carreteras tendrán un periodo de 30 días para adaptar su señalización a los nuevos límites.

Los autobuses que tengan cinturones de seguridad podrán circular a 90 km/h en secundarias con separación física entre los carriles.

Otra de las modificaciones al Reglamento General de Circulación en las que Pere Navarro está trabajando es la reducción de la velocidad a 30 km/h en calles urbanas de un solo carril, así como un endurecimiento de las penas y sustracción de puntos por usar el teléfono al volante.

Fuente: Europa Press