CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Industria

4 MIN

Las ventas de coches electrificados ya superan a las de los coches diésel... pero en verdad no es así

Planes Electrificacion Seat Leon Phev 01

A finales de octubre, JATO Dynamics publicó un artículo en su web en el que se comunicaba que por primera vez en la historia, las ventas de coches electrificados habían superado a la de los coches diésel. Muchos medios y diarios se hicieron eco de la noticia, afirmando en algunos casos que las ventas de coches eléctricos eran ya superiores a las de los coches diésel. La clave está en la palabra "electrificado", no eléctrico. En este artículo te contamos por qué las ventas de los coches diésel siguen siendo muy superiores, y dónde está el "truco" de esta historia.

Y es que el truco está en la clasificación que JATO Dynamics hace de los coches eléctricos, y por extensión, la clasificación que impera en la Unión Europea. Para estos organismos, un coche electrificado es tanto un Volkswagen ID.3 como un Audi A4 con hibridación ligera de 12 voltios. El problema es que en el espectro de coches electrificados están los eléctricos puros, los híbridos enchufables, los híbridos convencionales (full-hybrid) y los híbridos ligeros, además de fórmulas exóticas y aún poco comunes como los coches eléctricos con extensor de autonomía.

Según JATO, septiembre marca el inicio de una "revolución eléctrica". No tan rápido, vaquero.

Las ventas de todos los coches electrificados se han disparado durante los últimos años, pero las que verdaderamente se han multiplicado exponencialmente han sido las de los híbridos ligeros. Repasemos brevemente qué es un híbrido ligero: es un coche de combustión en cuyo motor se ha instalado un alternador reversible, una máquina eléctrica capaz de recuperar energía en frenadas y deceleraciones, y aportarla de forma puntual a la cadena cinemática, normalmente a través de la polea del cigüeñal. Este "extra" de potencia rara vez supera los 25 CV.

Es un "extra" muy puntual, que puede ayudar al motor térmico en ciertos momentos ineficientes o en momentos en los que se requiere un extra de potencia. Este pequeño motor eléctrico ayuda a mejorar las prestaciones del sistema stop&start e incluso permite la circulación "a vela" con el motor térmico desconectado. Es un sistema realmente ingenioso y útil, pero es incapaz de propulsar al coche por sí mismo. Es un apoyo que en condiciones reales de circulación beneficiará al consumo en pocas décimas de litro a los 100 km - en el mejor de los casos.

La hibridación ligera es la solución más rápida y barata para hibridar un coche. Eso sí, ni mucho menos son coches tan eficientes como un full-hybrid.

En Diariomotor no estamos en contra de los híbridos ligeros, pero tenemos que reconocer que su popularidad se debe, por una parte, a las exigentes normativas europeas de emisiones medias - cada gramo cuenta en la homologación de un coche - y por otra parte, a que son reconocidos como coches híbridos por la "DGT" de cada país. Esto conlleva claras ventajas: gozan de una etiqueta ECO con la que pueden acceder a todas las zonas de bajas emisiones, siendo a prácticamente todos los efectos, coches convencionales de combustión interna.

Por si fuera poco, la hibridación ligera es sencilla de instalar en coches ya existentes. Es una solución de bajo coste para los fabricantes de coches, en plata. Según JATO, las ventas de coches electrificados - se les cuela la palabra "EV" en muchas ocasiones - fueron un 139% superiores en septiembre de 2020 con respecto a septiembre de 2019. Aunque superan la cuota de mercado de los coches diésel, del 24,8%, JATO no tiene en cuenta que muchos de los coches mild-hybrid llevan mecánicas diésel, y son a efectos prácticos, coches diésel de toda la vida.

No deberíamos considerar a los híbridos ligeros como coches híbridos. Y desde luego, no deberían tener etiqueta ECO de la DGT.

Los datos de la consultora no desglosan qué porcentaje de los coches electrificados corresponde a coches híbridos ligeros, pero viendo el ranking de los 10 coches electrificados más vendidos en septiembre de 2020, nos queda claro que es un porcentaje muy significativo: el tercer coche electrificado más vendido es el Ford Puma, cuyas mecánicas 1.0 EcoBoost emplean un sistema MHEV de 48 voltios. Aunque en esa lista hay híbridos puros como el Toyota Corolla o el Toyota C-HR, en su parte superior aparecen coches como el FIAT 500, el FIAT Panda o el Suzuki Swift.

Todos estos coches son coches semi-híbridos. Me gustaría ver cómo queda el gráfico de cuotas de mercado si considerásemos a los híbridos ligeros como lo que son: coches diésel, o coches de gasolina.

Galería de fotos del Ford Focus híbrido ligero

Fuente: JATO Dynamics