Encuesta DM
x
¡Ayúdanos a mejorar! Solo tienes que respondernos a unas preguntas. ¡Te llevará menos de un minuto!

Escalofriante: dos vídeos que jamás olvidarás y te animarán a no pegarte jamás al trasero de un camión

 |  @davidvillarreal  | 

Existen pocos accidentes más peligrosos y de consecuencias más terribles que los que involucran a un turismo y un vehículo de gran tonelaje, especialmente camiones y tráilers. La naturaleza de este tipo de vehículos, su tamaño y, sobre todo, su masa, hacen que una colisión pueda resultar realmente peligrosa, especialmente cuando el turismo colisiona contra el remolque que, por su altura, hace que este se introduzca por debajo destrozando la zona más vulnerable de un turismo, que es la parte superior. De ahí que las normativas aboguen cada vez más por introducir protecciones que evitan que un turismo acabe “sumergido” bajo el remolque, y sus pasajeros sufriendo heridas a menudo mortales. Y qué mejor muestra de la importancia de estos sistemas que unos crash-test, o pruebas de impacto, que nos muestran las consecuencias de chocar contra un tráiler con barreras más o menos modernas.

Una de las colisiones más terribles es la que se produce como consecuencia del alcance de un turismo contra un tráiler

El IIHS (Insurance Institute for Highway Safety), que viene a ser el EuroNCAP estadounidense, realizó recientemente unas pruebas en las que un turismo colisionaba contra un remolque a 35 mph (aproximadamente 56 km/h), con un solapamiento del 30%, es decir, de manera que el contacto se produjera contra una de las esquinas del automóvil y algo menos de la mitad de su frontal. La velocidad puede parecerte muy baja, lo cual debería hacer que nos replanteáramos muchas cosas. Desde las consecuencias que puede tener un choque contra un camión a mayor velocidad, hasta lo cuidadosos que deberíamos ser evitando excesos de velocidad en carretera o pegándonos a la estela de un camión, no respetando las distancias de seguridad.

En las últimas pruebas, que puedes ver a continuación, los resultados han sido bastante positivos para todos los sistemas de barreras que han puesto a prueba desde el IIHS. Los accidentes que reflejan estas pruebas siguen siendo graves, pero no tanto como lo eran antaño.

En 2013, el IIHS también realizó una prueba de sistemas de barreras – modernos por aquellos años – que a priori deberían resultar efectivos para proteger a los pasajeros en caso de accidente. Pero se encontró con que, si bien es cierto, en un choque directo, con toda la superficie del vehículo, eran capaces de retenerlo y evitar que el habitáculo acabase bajo el tráiler, a la hora de añadir un solapamiento la situación era bien diferente.

La prueba la tenemos en el vídeo que os mostramos a continuación.

Las pruebas realizadas con solapamiento en 2013 evidenciaron la peligrosidad de los tráilers y la ineficacia de las barreras empleadas hasta la fecha

Con un solapamiento del 30%, como en las pruebas realizadas recientemente, las posibilidades de sobrevivir en un accidente de este tipo se reducían prácticamente a cero. No hay más que ver el avance de la cabeza de los dummys alojados en las plazas delanteras hacia la parte trasera del tráiler. Las pruebas de impacto en las que el coche no colisiona con el obstáculo directamente, y en toda su superficie frontal, sino con un solapamiento, traen de cabeza a los fabricantes, no solo de barreras, sino también de automóviles. Las esquinas de los automóviles son también una de las zonas más vulnerables de su frontal.

Las pruebas de impacto con solapamiento son cruciales, por tratar de cubrir un mayor espectro de posibles accidentes por alcance. Pensad en que un escenario muy común no es el que involucra un choque directo, en el que el conductor simplemente pisa el pedal del freno a fondo. Sino que también un escenario habitual sería el cual en el que el conductor se percata del riesgo, frena, gira ligeramente el volante para tratar de realizar una maniobra esquiva y, si no tiene éxito, se produciría una colisión con solapamiento, como las que vemos en estos vídeos.

En definitiva, solo nos queda esperar que las normativas de seguridad en tráilers, para la protección de otros vehículos, siga endureciéndose. Y, por nuestra parte, acordarnos de estos vídeos cada vez que circulemos a una velocidad excesiva por carreteras muy transitadas por camiones, o cada vez que nos peguemos demasiado al tráiler que nos precede.

Fuente: IIHS
En Diariomotor:

Lee a continuación: Protección a adultos, a niños, a peatones… ¿qué coche es el más seguro en cada caso?

Ver todos los comentarios 5
  • Kanzler

    He visto un accidente así con un Smart contra un camión parado a la cola de un embotellamiento en la Autopista.
    Lo peor aun fue que detrás del Smart venía y también sin dejar la distancia correspondiente de seguridad de acuerdo a la velocidad, otro coche que se puede decir desintegró al Smarte entre este y el camión.

    Yo cuando llevo detrás un idiota que se pega a mi, aminoro la marcha hasta que sorpasa. Ni que hablar que delante mío el mas próximo , lo mantengo siempre muy lejos.

    Por suerte aquí en Alemania no son tantos los idiotas que van así pegado al otro, pero los hay. De todos modos hay mucho control desde los radares elevados y desde los Helicópteros de la policía. Ambos miden la distancia entre anterior y posterior, calculada por la velocidad y la multa llega muy rápido, a veces en el próximo parking de la Autopista.

  • Xistral

    Las protecciones de los camiones pueden ser muchísimo mejores que esas que aparecen ahí. En lugar de una barra puede ser una plancha más ancha y que rodee la parte posterior del remolque. Puede llevar sistemas de absorción de impacto, sin que encarezcan casi nada la construcción del remolque. Otra cosa es que les dé igual pero frente a esas barras hay mucha capacidad de mejora. Aquí incluso hay camiones que la primera barrera que encuentra el coche ante el empotramiento es el eje trasero del camión. Los veo todos los días. Los de obras casi todos y andan por la carretera como cualquier otro vehículo.

    • Oliver

      De hecho, en Estados Unidos los remolques de los camiones carecen de toda protección lateral. En caso de impactar con el lateral del camión, el morro del coche no encuentra nada, empezaríamos a chocar con el parabrisas. De hecho, así fue el famoso accidente del tío que murió en un Tesla autopilotado (y con el conductor en Babia, por cierto): un camión atravesó la autopista transversalmente, el autopilot vio “camino libre” (porque del asfalto al remolque hay como 1 metro de aire, de nada) y el Tesla impactó por el parabrisas, con el previsible resultado.

      • Kanzler

        Increíble lo que cuentas!
        Tanto escándalo con unos gramos de emisiones de VW y los camiones no tienen protección lateral para los accidentes.

        Sobre el “autopilot ado” como contrario a todo tipo de sistema autónomo, me queda claro que solamente el día que el 100% del parque automotor sea autónomo y todos los vehículos -incluidos los camiones- no sean autónomos, viajar arriesgando la vida en un objeto a control remoto es de puro gilipollas.

  • Pablo

    Se ve como la barra del camión corta el coche como un queso.